El Concello busca nuevos usos para la antigua comandancia que planea reformar Fomento

El Ejecutivo prevé que la actividad del Cidea que el PP quería ubicar en el ruinoso complejo militar continúe en la Fundación Seoane - El Gobierno central licitó parte de la obra por 1,3 millones de euros

12.11.2015 | 15:11
Plano de la Oficina de Rehabilitación de la parcela, entre el paseo marítimo, Veramar y la avenida del Metrosidero.

El Gobierno anterior no fue capaz de cuajar a tiempo su proyecto cultural estrella, un "distrito creativo" entre la Fundación Luis Seoane y Orillamar, que tendría por centro neurálgico una factoría para creadores, bautizada como Cidea, que se ubicaría en el parque de la antigua Comandancia de Obras cedida por Defensa en 2013. La primera fase de los trabajos no se llegó a sacar a concurso, a pesar de los diversos anuncios que realizaron. El actual Gobierno municipal siempre se manifestado más interesado por el contenido, asociado al diseño y a la ilustración, que por invertir en rehabilitar el continente. Ahora que llega una inyección del Ministerio de Fomento para reformar las dependencias militares ruinosas, la idea del Ejecutivo es que el Cidea prosiga con su programación en la Fundación Seoane, donde ya se desarrolla desde 2014, para debatir cuál será el uso que se le puede dar a las naves que se podrán rehabilitar con los 1,3 millones de euros aportados por el Gobierno central.

El anterior Ejecutivo municipal había dividido el proyecto en fases para poder ir avanzando en el Centro de Deseño Cidea durante los primeros cuatro años de mandato. Había conseguido los terrenos en noviembre de 2013, cuando Defensa aceptó el acta de entrega de esta parcela y otras zonas de A Maestranza -por ejemplo, las parcelas que estaban sin urbanizar frente a la Hípica- en virtud de un convenio de 1984 que no se había materializado.

La parcela consta de seis naves diferentes: tres con salida a la avenida del Metrosidero, dos paralelas al muro de Veramar y, finalmente, el destartalado y característico edificio racionalista que se puede observar desde el paseo marítimo, corazón del futuro complejo.

La primera fase, cuyo inicio de obras se llegó a proclamar sin resultados para inicios de 2015, correspondía a las citadas tres primeras naves de Metrosidero. El proyecto fue elaborado por los técnicos municipales. La segunda y tercera fase, para las dos naves polivalentes de en medio y la torre racionalista, fueron objeto de un concurso de ideas, que se resolvió un mes antes de las elecciones y cuyo desarrollo nunca tuvo fecha en el calendario ni presupuesto.

¿Qué obras se hicieron? En agosto de 2013, se elaboró un plan de desescombro y demolición de un séptimo volumen en mal estado, que sí se ejecutó, según consta en los pliegos colgados en la web del Concello. El PP habló de avanzar dicha primera fase con una licitación de trabajos previos de 200.000 euros, de un total de 1,2 millones, un contrato que nunca se incorporaron al perfil del contratante.

Esta cantidad de 1,2 millones estaría destinada a convertir los tres inmuebles con salida a la avenida de Metrosidero -dos naves alargadas y una cuadrada- en los seis primeros espacios del CIDEA: sala de proyectos, sala de maquetas y prototipos, taller de contenidos digitales, taller textil y de papel, taller de paisajismo y arte urbano y taller de arquitectura e ingeniería.

El diseño para esta etapa estaba rematado desde mayo de 2014 por la Oficina de Rehabilitación municipal bajo el lema "Proyecto de Rehabilitación y Adecuación de naves para uso cultural y de instalación de infraestructuras en la parcela de la antigua comandancia militar de obras". A partir de ahí, todo fue un baile de fechas - "en unos días", "el próximo mes", "a finales de 2014"- hasta que desapareció y los trabajos alcanzaron las elecciones sin salir a concurso, puede que a la espera de una ayuda del Ministerio de Fomento que no se ha concretado hasta ahora.

De hecho, el plan que la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo ha colgado en la Plataforma de Contratación del Estado tiene exactamente el mismo nombre y un presupuesto base que coincide con lo que había previsto el Concello (1,31 millones). Según el anuncio de Fomento, cuyos pliegos aún no han sido publicados, el plazo de ejecución una vez adjudicado sería de 16 meses. Este departamento estatal se encarga de desarrollar el Programa de Rehabilitación de Patrimonio Arquitectónico (como el que financiará la reforma de la Real Academia Galega) y el Programa del 1,5% Cultural.

Un plan pendiente

¿Qué va a pasar con los inmuebles si acaban siendo rehabilitados por el Ministerio de Fomento? El Gobierno local, que no tenía entre sus prioridades de inversión las reformas de la antigua comandancia para el Cidea, tendrá que pensar ahora a qué destinará los espacios que prevé reformar Fomento.

En una respuesta escrita al grupo municipal del PSOE sobre el Centro de Deseño, el Ejecutivo explica que "no está previsto" que el Concello rehabilite el edificio propuesto para el Cidea y asegura que se ha analizado el estudio de viabilidad para ver si se sigue adelante con el plan del Ejecutivo municipal del Partido Popular.

"Interesa la parte que conlleva contenidos, asociados al diseño y a la ilustración, poco tratados en la actividad cultural derivada de la Concejalía de Cultura, pero no es prioritaria la parte urbanística", sentencia el Ejecutivo municipal, al tiempo que expresa su intención de mantener las actividades vinculadas al diseño y la ilustración con la Fundación Luis Seoane "como eje". Este programa se empezó a desarrollar en 2014, fruto de un convenio entre la entidad del antiguo cuartel de Macanaz, la Fundación Emalcsa y el Concello. Su desarrollo es visto como "satisfactorio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine