Los vecinos de un condenado por abusar de una menor apoyan con 350 firmas su indulto

La Audiencia Provincial le impuso cinco años de prisión por tocar a una niña de 12 años residente en el inmueble del que es presidente de la comunidad

16.11.2015 | 00:51
El procesado, durante el juicio.

Un vecino de Arteixo condenado el pasado mes de abril a cinco años de cárcel por abusar sexualmente de una menor de 12 años permanece en libertad a la espera de que la Audiencia decida si ordena su ingreso en prisión o aguarda a que el Gobierno decida sobre su petición de indulto. Ni el alto órgano judicial provincial ni el Tribunal Supremo dieron credibilidad a su versión sobre los hechos, pero cuenta con el apoyo de 352 residentes en su barrio de A Coruña, Elviña, donde reside su padre, de Arteixo y de Monte Alto. Todos firmaron con su nombre, apellido y DNI para solicitar su indulto. Defienden la inocencia del procesado, quien también aportó en la documentación enviada al Ministerio de Justicia el acta de la junta general del pasado mes de octubre en la que los vecinos lo reeligen como secretario y administrador de la comunidad del inmueble de Arteixo en el que los jueces dan por hecho que abusó de la menor, hija de una vecina.

Su defensa, ejercida por el abogado Diego Reboredo, del despacho de José Ramón Sierra, también incluye en el expediente certificados de la vida laboral del condenado, así como de su situación familiar. El imputado, casado y con dos hijos, adoptó en 1994 a un sobrino que nació con síndrome de abstinencia debido a los problemas de drogodependencia de sus padres. El Gobierno tardará alrededor de cuatro meses en decidir sobre la situación del coruñés, quien demanda que le conceda el indulto parcial, es decir, que le rebaje la condena de cinco a dos años de cárcel, y que le mantenga la orden de alejamiento de la niña. De esta forma, no ingresaría en prisión, ya que le otorgarían la suspensión de la pena porque carece de antecedentes.

El tribunal de la sección segunda de la Audiencia Provincial, sin embargo, sostiene en la sentencia, que fue confirmada por el Supremo, que el procesado, sobre las 19.00 horas del 8 de marzo de 2014, se encontraba en el patio interior del edificio en el que reside en compañía de su sobrino de año y medio cuando acudió la menor al recinto para jugar. En un momento dato, el imputado abrió la puerta de un trastero para guardar algunos objetos, por lo que también entró el niño y la menor. Una vez en el interior, le tocó las nalgas y los pechos a la víctima, según consta en la sentencia. "Intentó subirme el vestido y bajarme las bragas", declaró durante el juicio la niña, quien contó que se le rompió el móvil mientras forcejeaba con el acusado, que la dejó marcharse en ese momento.

La denunciante aseveró que después de los hechos se "asustaba" al ver a su vecino. El imputado, por contra, afirmó que en una ocasión bajó con su prima al patio después de haber observado desde su ventana que él estaba allí. "Fui con mi prima para enseñarle dónde había sido todo. Tenía curiosidad", testificó la menor, quien reconoció que hasta ese día no había tenido "ningún problema" con su vecino. Una psicóloga que trató a la niña sostuvo que su versión es "altamente creíble". La perito, además, negó apreciar que padezca "algún problema psicopatológico".

"No le toqué. Antes de hacer eso a un niño o a una niña me corto las manos", declaró el condenado durante la vista oral, al tiempo que achacó la denuncia de la pequeña a que se le rompió el móvil mientras "jugaba" con él. La menor, según testificó el procesado, trató de evitar una "bronca" por los daños que sufrió el teléfono relatándole a su madre los abusos. "No me entra en la cabeza cómo se lo pudo inventar. Cuando vi a la Guardia Civil no daba crédito, no me lo creía", subrayó, al tiempo que manifestó que, a raíz de la denuncia sufre "problemas de ansiedad". El condenado, por el momento, evitó la cárcel, pero en cualquier momento puede ingresar. Solo falta la orden de la Audiencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine