Hace una Década

La función interminable del Colón

La reforma del teatro propiedad de la Diputación duró casi tres veces más de lo previsto inicialmente a causa de los "problemas de reprogramación", según el Gobierno provincial

22.11.2015 | 03:45
Página de LA OPINIÓN del 16 de noviembre de 2005.

Un proyecto que debía durar 16 meses acabó por llegar a 46. Por eso el teatro Colón, que debía reabrir en mayo de 2004 tras su reforma, no lo hizo hasta diciembre de 2006, aunque en noviembre de 2005 se anunciaba que abriría al siguiente verano. La Diputación achacó el retraso a las dificultades para realizar las obras en este edificio

Las obras de remodelación del teatro Colón comenzaron en febrero de 2003 y su conclusión se fijó entonces para mayo de 2004, pero en noviembre de 2005 los trabajos aún seguían y se anunció que estarían terminados para el verano del año siguiente. Esa fecha llegó, pero tampoco entonces la sala pudo abrirse al público, ya que el interior seguía ocupado por las máquinas y no pudo ser hasta el 6 de diciembre de 2006, dos años y medio después del plazo establecido.

En el otoño de 2005, cuando la demora ya era notable, el Gobierno provincial la justificó por "problemas de reprogramación", según explicó la diputada Margarida Vázquez, quien explicó que los trabajos tuvieron que realizarse a un ritmo lento por las mañanas para no afectar a la labor de los funcionarios de la Diputación, que comparte el mismo edificio. Pero además, por las noches tampoco fue posible llevar a cabo las reformas porque la proximidad del hotel Atlántico hacía que sus clientes oyeran los ruidos, por lo que fue necesario limitar el horario laboral nocturno.

Ante lo que el organismo provincial consideraba como inminente reapertura del teatro, sus responsables políticos trabajaban ya en la elaboración de una programación cultural que debía estar aprobada antes de que el Colón abriese de nuevo sus puertas. Margarida Vázquez señalaba entonces que tras la compra del recinto por la Diputación, los espectáculos que se ofrecían no formaban parte de una programación planificada, que además estaba dificultada por los problemas de infraestructuras que padecía el edificio, lo que hizo necesario remodelarlo.

Mejoras

Entre las mejoras que se introdujeron se encuentra la ampliación del vestíbulo, que triplicó el espacio con que contaba anteriormente con el fin de que el público acceda con más comodidad, a lo que se unió la restauración de toda la decoración interior del teatro.

Cuando en diciembre de 2006 el Colón finalmente se presentó con su nueva cara ante los coruñeses, la Orquesta Sinfónica de Galicia fue la encargada de darles la bienvenida con un concierto.

Durante las obras persistió el debate sobre la posible privatización del Colón, que estuvo a punto de ser vendido a Caixa Galicia, entidad que finalmente se encargaría de su gestión tras su reapertura a través de una de sus empresas, hasta que años después renunció a continuar y dejó paso a otra compañía que continúa en la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine