El plan de regeneración de la ría propone compatibilizar el dragado con el marisqueo

El proyecto se centra en la propuesta de confinar los residuos en los márgenes del estuario - El inicio de los trabajos está previsto para finales de 2016 o principios de 2017

24.11.2015 | 14:40
El plan de regeneración de la ría propone compatibilizar el dragado con el marisqueo

Claves

  • Trámites en curso. El Ministerio de Medio Ambiente adjudicó en julio la evaluación de impacto ambiental y el proyecto de dragado de la ría, que se presentará en “quince días”
  • Siguiente paso. El plan de dragado se someterá a exposición pública durante un mes y, después, el Estado se da unos dos meses para resolver las alegaciones presentadas
  • Ejecución. La regeneración de la ría tiene que contar con la Declaración de Impacto Ambiental para comenzar sus trabajos, por lo que el inicio de las obras se estima para finales de 2016 o 2017

El proyecto de dragado de la ría de O Burgo abre la posibilidad de que se puedan compatibilizar las labores extractivas de marisco con las de la retirada de los lodos. Los mariscadores aseguran que estudiarán muy bien la propuesta antes de aceptarla, ya que remover las sustancias contaminantes que están en el fondo del estuario puede provocar cierres en la ría, por alto contenido de elementos contaminantes en los bivalvos. Las obras comenzarán, previsiblemente, a finales de 2016 o principios de 2017, ya que todavía no se han terminado todos los trámites necesarios para ejecutar la obra

El proyecto de regeneración de la ría de O Burgo saldrá publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en unos "quince días", según avanzó ayer el jefe de Demarcación de Costa, Rafael Eimil, en la reunión de la Mesa de la Ría. A modo de avance, Eimil comentó a los asistentes que el proyecto de dragado recoge que se puedan compatibilizar los trabajos de retirada de los lodos con el marisqueo. Una opción que no contenta del todo a los mariscadores, aunque la ponen en cuarentena hasta que no hayan analizado todo el proyecto.

El plan todavía no está cerrado, aunque ayer, mariscadores, miembros de la plataforma para la defensa del estuario, representantes de la Universidade da Coruña y alcaldes de los concellos de Culleredo, Julio Sacristán, Oleiros, Ángel García Seoane, y de A Coruña, Xulio Ferreiro, asistieron a la reunión en la Casa do Mar pensando que se les presentaría ya el proyecto de dragado, que la Xunta había anunciado que haría público el 10 de noviembre -aunque es competencia del Ministerio de Medio Ambiente-.

"Parece ser que van a ser compatibles los trabajos de dragado con la extracción y que va a haber una partida presupuestaria para la Cofradía de A Coruña para hacer algún tipo de trabajo, en caso de que hiciese falta, como el traslado de cría para ejecutar el dragado de una zona concreta", explicó ayer el portavoz de la Agrupación de Mariscadores a Pé, Manuel Baldomir. Esta posibilidad, sin embargo, tendrá que ser estudiada por los afectados, ya que, según apuntó Baldomir, si las máquinas remueven los lodos de la ría y aflora algún "producto contaminante", el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar) cerrará el estuario al marisqueo.

"Entendemos que debe haber por parte del Ministerio o de la Consellería de Medio Ambiente una partida presupuestaria que respalde cualquier tipo de parón en la actividad", adelantó ayer Baldomir. Los mariscadores han sufrido este año tres cierres por alto contenido de hidrocarburos en los bivalvos de la ría -el más largo, de un mes- además de otros por toxinas.

Tras la presentación del proyecto de dragado y de la evaluación del impacto ambiental -no de la Declaración de Impacto Ambiental, que es un trámite que hay que hacer después-, se abrirá un plazo de alegaciones para que los afectados puedan presentar sus propuestas de mejora.

El plazo de esta exposición pública se ha estimado en un mes y el de respuesta en otros dos meses, con lo que este proceso tardaría un trimestre, aproximadamente, en cerrarse. Esto hace que el resto de trámites se ralenticen también, como la Declaración de Impacto Ambiental, imprescindible para la ejecución de las obras. El Concello de A Coruña solicitará que haya otra reunión de la Mesa da Ría, una vez se haga público el documento para poder analizarlo y, trabajar en una "postura común".

"Todo hace prever que para el año 2016 no vayan a estar las máquinas trabajando en la ría o que lo harían a finales de año. El jefe de Demarcación de Costas, Rafael Eimil, nos dijo que los trámites administrativos son lentos y que hay que asumirlo así", sentenció Baldomir, que incidió en que, en la situación actual de los mariscadores, en la que soportan no solo las vedas por hidrocarburos y toxinas sino también la mortandad de la almeja y el furtivismo, un plazo mínimo de espera para ellos es "una eternidad".

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, a la salida de la reunión, explicó que el Concello esperará a ver el proyecto de dragado publicado en el BOE para saber qué es lo que se pretende hacer y para decidir si se redactarán o no alegaciones. "Vamos a esperar a que se nos presente el proyecto en realidad, porque se nos dice que faltan unos retoques, que está ya en el Ministerio, pero que aún no es público. Estudiaremos el proyecto y presentaremos las alegaciones que estimemos convenientes", comentó ayer el regidor municipal.

El proyecto, según explicó ayer Eimil, se basa en el que presentó el Centro de Estudios y experimentación de Obras Públicas (Cedex), que consiste en la retirada de 420.300 metros cúbicos de lodos, de los que el 84,2%, se verterán en un emplazamiento acondicionado para este fin mar adentro, en la zona de vertido denominada Miño. El resto del material, el más tóxico, según este plan, se confinará en dos balsas, una en el margen de la ría en Culleredo y, la otra, en el de Oleiros.

La concejal de Medio Ambiente de A Coruña, María García, que también asistió a la reunión, reivindicó que el proyecto de regeneración de la ría de O Burgo sea "ambicioso" y que el Estado "no escatime" en la inversión para ejecutar el dragado y el saneamiento del estuario. Ferreiro apuntó también a que las obras se iniciarán a finales de 2016 o principios de 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine