La nueva urbanización de la fachada portuaria

La Xunta autoriza la obra de un local de O Parrote, que espera la licencia municipal

El negocio, que fue adjudicado en junio de 2014, obtiene permiso de Patrimonio por la muralla descubierta en las obras del 'parking' y tendrá restaurante y un área de museo

24.11.2015 | 19:13
Imagen virtual de las áreas de museo y hostelería de uno de los locales de los arcos de O Parrote, el autorizado por Patrimonio.

La Dirección Xeral do Patrimonio Cultural ha autorizado al adjudicatario de uno de los dos locales de hostelería habilitados por la Autoridad Portuaria en los arcos de O Parrote la ejecución de su proyecto para abrir un restaurante y vinoteca y una zona de museo sobre la muralla de la ciudad. La unión temporal de empresas (UTE) que obtuvo la concesión para explotar el local está ahora a la espera de recibir la licencia del Ayuntamiento para iniciar la obra, que solicitó hace un mes, cuando obtuvo el visto bueno de Patrimonio, según afirma Lucas Pan García, gerente de uno de los restaurantes que integran esa UTE.

La Xunta, según Pan, tardó entre ocho y nueve meses en responder a la petición de uno de estos locales, cuya concesión le fue adjudicada hace casi un año y medio, en junio de 2014. Al hallarse el futuro restaurante en una zona en la que se descubrió un tramo de la muralla medieval de la ciudad en las excavaciones de las obras del aparcamiento subterráneo de O Parrote, los hosteleros tuvieron que pedir autorización a Patrimonio para poder llevar adelante su proyecto.

El departamento del Gobierno gallego les ha dado el permiso para conjugar en su negocio, que se llamará El Baluarte, un restaurante y vinoteca con un área de musealización junto al muro descubierto durante las obras, que será una de las paredes del local. Cuando el Gobierno de Marea conceda la licencia municipal las empresas comenzarán a ejecutar el proyecto.

El establecimiento abarca cinco arcos de O Parrote, un espacio que hasta finales del siglo pasado servía de almacén para empresas del sector naval había en el lugar varaderos para la reparación de buques. En el tiempo transcurrido desde la concesión administrativa hasta ahora la UTE ha abonado el alquiler correspondiente a la Autoridad Portuaria, pero aún no ha podido utilizar el interior de los arcos. Lo que ha tenido que asumir, como responsable de ese espacio, es la instalación de vallas para evitar que personal ajeno entre en el lugar o que se comentan actos vandálicos en el interior.

El otro local de uso hostelero que ocupará los arcos de O Parrote también ha sido adjudicado por el Puerto, aunque el empresario no ha dado a conocer su proyecto.

Las arcadas de O Parrote sufrieron inundaciones a comienzos de este año y los adjudicatarios de ambos locales tuvieron que utilizar bombas de achique y realizar trabajos para evitar filtraciones de agua desde los techos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine