Protagonistas y secundarios en la avenida

A pesar de las modificaciones en sus proyectos, el Ministerio de Fomento y el Concello siguen divergiendo a la hora de repartir papeles entre las diferentes alternativas de movilidad

26.11.2015 | 17:50

El Ministerio de Fomento y el Gobierno municipal conceden papeles protagonistas o secundarios a los diferentes modos de moverse en sus proyectos para reformar la avenida de Alfonso Molina, con las expropiaciones pendientes. Así quedaría dividido el espacio en Lavedra, según la propuesta ministerial y según el proyecto rehecho del Gobierno municipal.

►Carriles. Fomento sigue apostando por un cuarto carril, que el Ayuntamiento sigue sin ver necesario por la bajada de tráfico y su distribución por la nueva ronda y sus enlaces y ramales. Serían carriles de 3,3 metros de ancho, frente a los 3,5 actuales. El Concello opta por tres carriles en cada sentido, como en la actualidad (más los necesarios para aceleración y desaceleración). Mantiene los 3,5 metros de ancho (en su propuesta anterior los reducía igual que el Ministerio). Los arcenes interiores y exteriores tendrían medio metro en ambos casos.

►Mediana. El plan de Fomento soluciona la separación con sesenta centímetros de new yersey. El Concello rectifica según las indicaciones ministeriales y la deja en dos metros, cuando en un principio creaba una separación de cuatro metros con arbolado, que ha descartado. Quedaría delimitada por dos separaciones de cuarenta centímetros.

►Márgenes. Cuando Fomento recibió la primera propuesta del Ayuntamiento para humanizar Alfonso Molina, readaptó su proyecto, encajando una zona peatonal sin cambiar el tamaño de las secciones y manteniendo el cuarto carril. En realidad, los bulevares se quedan por el momento en 1,5 metros, que el Concello considera insuficientes, además de incumplir los estándares de accesibilidad. En su contraoferta, los nuevos planos del Ayuntamiento reducen ligeramente su idea inicial, de 6,5 metros en la orilla derecha y ocho en la orilla izquierda. Ahora dejan 5,65 metros en ambos lados, con el carril bici en el bulevar paralelo a la salida de la avenida. Los responsables municipales aceptan las críticas de Fomento sobre la separación de la zona peatonal con la del tráfico rodado e incluyen un muro bajo de hormigón que aumente la seguridad vial con cuarenta centímetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine