Los debates de La Opinión

Pena defiende la necesidad de un cambio en la gestión que Abalde no ve justificado

El aspirante del actual equipo de gobierno reprocha que en la otra candidatura hay "cuatro modelos diferentes", que su oponente defiende como una propuesta "plural" para impulsar la Universidad

29.11.2015 | 02:19
Daniel Pena y Julio Abalde se estrechan la mano antes del inicio del debate.

El 3 de diciembre se celebrarán las elecciones de las que saldrá el próximo rector de la Universidad de A Coruña. Julio Abalde, por el actual grupo gobernante, Nova Luce, y Daniel Pena exponen en este debate sus respectivos proyectos para la institución académica.

D. Pena: Pretendemos hacer una candidatura plural que agrupe al mayor número de gente y hemos empezado a trabajar desde hace mucho tiempo para ponernos de acuerdo en el análisis, aunque nos ha llevado poco tiempo porque estamos de acuerdo en ese análisis y cuáles son las soluciones. Es una candidatura puramente académica y abierta a todo el mundo.

J. Abalde: Nuestra candidatura lleva 12 años debatiendo un modelo de Universidad que es abierto y en el que están representadas muchas tendencias. Ha sido estable en la defensa de la Universidad pública, es decir, que sea comprometida con la sociedad y con la igualdad de oportunidades. Me resulta muy curioso que cuatro modelos absolutamente diferentes que se enfrentaron en las anteriores elecciones puedan llegar a un punto común, pero nos lo tendrán que demostrar. La pluralidad no está en cuántos diferentes se unan, ya que puede estar dentro de un mismo grupo.

D. Pena: Es el momento de que se produzca un cambio, pero no en el modelo de Universidad. También creemos que debe ser pública y nuestra candidatura es plural porque hemos sido capaces de aunar las voluntades de cuatro candidatos anteriores porque más o menos todos pensamos lo mismo.

J. Abalde: Nuestro concepto de universidad pública no viene de si la financiación es pública, sino de qué se hace con esos fondos. Lo que importa es si vamos a ser una Universidad elitista o si intentará por todos los medios que todos los alumnos puedan formarse. Los programas pueden ser parecidos, pero las acciones concretas que se hagan ya no son tan parecidas y las personas que forman parte de la otra candidatura tienen actitudes y formas de pensar totalmente diferentes. Y algunos que pertenecen a la misma facultad tienen hasta problemas para sentarse en la misma mesa.

D. Pena: El candidato no es lo relevante, sino lo que está detrás, que es un programa, y el nuestro se basa en tres ideas: candidatura plural, presentada para un cambio y para que la Universidad crezca. Y se basa en cuatro ejes: gestión, docencia, investigación y sociedad. Yo creo que no hay nadie en la Universidad de A Coruña que no sea partidario de la igualdad de oportunidades, por lo que no va a distinguir a ningún candidato. Y lo mismo digo de la Universidad pública y del acceso universal a ella. Pero defendemos una forma diferente de gestionarla, como reveló la presentación realizada sobre la gestión de las universidades Politécnica de Madrid y de Oviedo, ya que la primera despidió a 800 personas y la segunda redujo su gasto mediante una reestructuración de su organización. Estamos por la segunda vía porque no ha supuesto ningún despido. La sostenibilidad pasa por los ingresos y los gastos y creemos que existen más posibilidades de ingresos porque la relación con las empresas permite conseguirlos.

J. Abalde: Me agrada que digas que lo importante no es el candidato, aunque para algunos de los que apoyan tu candidatura parece que lo más importante era quién sería el candidato. Esto no es una discusión nominal entre Daniel Pena y Julio Abalde, sino entre el modelo que defiende cada uno de nosotros. Todo el mundo puede decir que está de acuerdo con la igualdad de oportunidades, pero hay que demostrarlo con hechos y acciones de gobierno que la favorecen incluso en situaciones de crisis como las de la Universidad de A Coruña y hay otras que adoptan otras medidas. No defendemos el modelo de la Politécnica de Madrid, pero lo hacemos con hechos, ya que la de A Coruña es la única universidad gallega que no redujo su plantilla pese a que ha sido la sometida a un recorte presupuestario más fuerte, ya que hicimos una reestructuración del gasto. Y el cambio, ¿hacia dónde?, porque he oído por ahí que se trata de unirse para echarnos del gobierno. La Universidad está haciendo además un gran esfuerzo de captación de fondos, como demuestra la Unidad Mixta de Investigación lograda con Navantia con un proyecto para tres años y la constitución del Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, un lugar de encuentro de todas las empresas de las comunicaciones con la Universidad y el Ayuntamiento.

D. Pena: Me parece muy poco sostenible que una candidatura se cree para echar a otra.

J. Abalde: Solo hay que ver tu Facebook, en el que hay un comentario de una persona muy próxima a ti que lo dice.

D. Pena: Pues si hay un comentario inadecuado lo diré y lo corregiré. Si alguien se une para gobernar la Universidad es para modificar determinadas cosas que cree que no funcionan bien. Me congratula que Julio hable de la Unidad Mixta de Investigación porque con esas acciones estamos de acuerdo.

J. Abalde: Pero esa unidad la hicimos nosotros.

D. Pena: Porque gobernabais, pero no nació en vosotros. Pero lo que me importa es lo que beneficie a la Universidad y no quién lo hizo. La colaboración del vicerrector de Investigación fue fundamental para este proyecto y lo hicisteis vosotros porque era vuestra obligación y no habíais pensado que eso fuera una cosa a tener en cuenta.

J. Abalde: Ese modelo que defiendes ya lo tenemos, por lo que el cambio no está ahí.

D. Pena: El cambio está en que nosotros creemos en eso muchísimo y queremos fomentarlo más. En 12 años hubiéramos hecho mucho más que los dos proyectos que mencionaste en transferencia de tecnología.

J. Abalde: Hay herramientas de financiación que antes no existían, como esta de las unidades mixtas, al igual que la de la compra innovadora precompetitiva, en el que somos la primera Universidad que lo ha desarrollado.

D. Pena: Lo importante en casos como el de Navantia es que haya una empresa que diga que apuesta por nosotros.

J. Abalde: El nuevo plan de financiación de las universidades aprobado por la Xunta reconoce alguna de las demandas que siempre expuso A Coruña, que tenía un problema con el anterior en el apartado de fondos estructurales porque estaba basado en criterios históricos. El nuevo los modifica y estamos satisfechos, pero no con los fondos por resultados porque hay indicadores que cambian y otros que no son incluidos. Por eso votamos a favor pero con un voto particular para que se corrigieran esas cuestiones. La Xunta dice que ese plan va a suponer un aumento de la financiación, por lo que somos moderadamente optimistas.

D. Pena: Yo no estuve en las negociaciones, pero lo que sé es que vamos a tener un plan quinquenal que va a dotarnos de una cierta estabilidad. Quizás habría que haber negociado con la Xunta los indicadores que nos favoreciesen, teniendo en cuenta además que nacimos con muchas escuelas universitarias que hasta hace poco no pudieron realizar investigación.

J. Abalde: Eso fue lo que hizo el equipo de gobierno en los últimos cuatro años, ya que tomamos medidas para mejorar en esos indicadores y de hecho tenemos una evolución muy positiva en publicaciones científicas, que es lo que miran esos indicadores. Y ahora ya estamos tomando medidas para mejorar los nuevos indicadores, que la Universidad de Vigo también dice que no son los adecuados, por lo que no estamos aislados como se dice.

D. Pena: Sobre la situación económica del pasado verano, no es posible que de repente las cuentas vayan mal cuando en los consejos de gobierno anteriores no había ningún problema. Si hay una tensión de tesorería, se resuelve de forma relativamente sencilla, pero cuando los alumnos están a punto de matricularse no creo que se pueda generar una alarma social injustificada.

J. Abalde: El equipo de gobierno presenta cada mes un informe de la situación económica y la medida que se tomó era interna, aunque fuimos incautos al pensar que se iba a quedar dentro de la Universidad. Pero no hubo una suspensión de pagos, sino de gastos y transitoria, ya que se levantó en septiembre, y cuyo objetivo era frenar el compromiso de gasto. Y se hizo con transparencia porque se informó a los directores de los centros, pero no era una situación crítica, como demostró que tras las medidas adoptadas estamos en una situación normal.

D. Pena: Pero no se pagaban las facturas.

J. Abalde: Al contrario, lo único que se hacía era pagar las facturas, ya que fueron casi 5 millones. Lo único que hubo fue una retención del gasto y no total.

D. Pena: Pues así lo entendió muchísima gente. Sobre la unificación de centros y departamentos, lo primero que hay que hacer es un análisis previo y luego decidir qué hacemos. Mi impresión es que lo mejor sería no hacer nada, aunque siempre he dicho que fusionaría las escuelas Universitaria Politécnica y la Politécnica Superior. Y en los departamentos hay que hacer un análisis serio y ver si nos estructuramos por grupos de investigación o por departamentos, cuya fusión debe hacerse por afinidad y no por número de miembros.

J. Abalde: El análisis previo es lo que estamos haciendo ahora. Creemos que había departamentos que podían fusionarse a corto plazo y eso generó un rechazo que llevó al equipo de gobierno a retirar la propuesta y a crear una comisión de estudio que nos dirá cuáles son los criterios. Los nuestros son la mejora de la actividad docente y de la investigadora y si se llega a la conclusión de que las estructuras actuales son las adecuadas, será perfecto. Y coincido contigo en la necesidad de la fusión de las escuelas politécnicas de Ferrol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine