El Ayuntamiento limitará el tráfico en la Marina en cuanto abra el túnel de O Parrote

Solo permitirá la circulación a residentes, buses, taxis, vehículos de emergencia y carga y descarga entre Correos y el jardín de San Carlos. El Puerto prevé el fin de la obra del paso subterráneo "en los próximos días". El Ayuntamiento lo abrirá cuando acredite su "correcto estado"

03.12.2015 | 19:56
El Ayuntamiento limitará el tráfico en la Marina en cuanto abra el túnel de O Parrote

El tráfico en superficie en la Marina, entre el edificio de Correos y el jardín de San Carlos, solo estará permitido a residentes, autobuses, taxis, servicios de emergencia y labores de carga y descarga en cuanto se abra el túnel de O Parrote, según ha avanzado el Ayuntamiento. En el caso de los vehículos de carga, solo se permitirá el paso en los horarios habilitados para ese fin.

La Autoridad Portuaria de A Coruña prevé concluir la conexión de los pasos subterráneos de la Marina y O Parrote "en los próximos días", para ponerla a disposición del Ayuntamiento de inmediato. El Concello asegura que abrirá el enlace cuando acredite su "correcto estado".

El concejal responsable de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz, ha indicado en una nota que las nuevas condiciones de tráfico en la Marina, previstas también por el anterior Gobierno local, permitirán que "la movilidad esté centrada en el peatón" y "racionalizar el uso de la superficie" de este céntrico espacio en A Coruña. Según Díaz, el Ayuntamiento "pondrá a punto" la zona de As Ánimas, junto al castillo de San Antón, donde desemboca el túnel de O Parrote.

Después de la reunión de la Comisión de Movilidad celebrada ayer, el Partido Popular acusó al Gobierno local de estar "muy verde" en el plan de tráfico para la zona y denunció que todavía no se había puesto sobre la mesa ningún documento con medidas concretas. Consultado por este diario, el Ejecutivo tampoco aclaraba ayer qué cambios prevé introducir una vez se abra el nuevo túnel.

La puesta en funcionamiento de O Parrote era para el anterior Gobierno municipal del PP un paso clave a la hora de avanzar en la peatonalización de la Ciudad Vieja, proceso del que solo se desarrolló una primera fase que limitó el aparcamiento en el barrio a coches de residentes. La segunda fase prevista por los populares, que comenzaría cuando se abriese el túnel, limitaría la circulación en el corazón del casco antiguo a vehículos de residentes y titulares de negocios de la zona -algo para lo que se instalaría un sistema de reconocimiento de matrículas financiado por el programa Smart Coruña pero del que hasta el momento nada se sabe- y prohibiría cualquier tipo de estacionamiento.

Tras su llegada al Gobierno, el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz, manifestó su intención de revisar los planes del PP sobre la peatonalización del barrio. "No se va a resolver de un mes para otro. Vamos a tener que hablarlo mucho entre los vecinos", indicaba el edil en una entrevista con este diario en agosto en la que apuntaba a la ausencia de aparcamiento alternativo para los vecinos como uno de los grandes problemas del plan del anterior Gobierno local. También está en el aire la futura circulación del autobús urbano en la zona. Actualmente, desde Puerta Real al Hospital Abente y Lago hay cuatro paradas, todas en funcionamiento.

El PP urge ahora al Gobierno para que, una vez el túnel de O Parrote esté finalizado, "no se pierda un minuto" hasta su apertura. "Nadie entendería que se retrasase la apertura por la falta de trabajo del Gobierno municipal", aseguró ayer la edil Begoña Freire, que también pidió que se reordene la circulación en la plaza de Ourense para facilitar la conexión del túnel a partir de otras vías la calle Fontán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine