La falta de desarrollo de una ley estatal impide al Concello desde 2003 subir el IBI a pisos vacíos

El Gobierno local recoge en las ordenanzas fiscales una recarga del 50% del impuesto a viviendas sin ocupar de los bancos, pero el Estado nunca ha agilizado su aplicación en la norma que la permite

09.12.2015 | 15:14
Edificio desocupado en Fontenova en 2012, con escombros delante en la calle.

Claves

  • Recargo fiscal. El Gobierno de Marea quiere aplicar una subida del 50% al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los pisos vacíos de los bancos. Lo recogen las ordenanzas fiscales actuales
  • Parálisis legal. La falta de desarrollo de la ley estatal reguladora de las haciendas locales, de 2004, obstaculiza la aplicación de cualquier recarga al IBI. Solo el Estado puede desbloquearlo
  • Sareb. El llamado ‘banco malo’ posee más solares que viviendas en la ciudad y los pisos no son demasiados. Son a estos a los que el Gobierno local quiere aplicar la recarga del IBI

Mientras el Gobierno central no desarrolle la Ley Reguladora de las Haciendas Locales no se puede aplicar una subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los pisos vacíos, como pretende el Ejecutivo municipal. Su intención es gravar con un recargo del 50% en este tributo a las entidades financieras que poseen viviendas sin ocupar, como recoge esa ley del año 2004. Otros gobiernos locales tampoco pudieron aplicar esta subida fiscal en la década pasada por esa falta de desarrollo legal. Los promotores y el Concello advierten de que no están definidas con claridad las condiciones por las que una vivienda se considera vacía, por lo que esperan a que la Xunta acabe de tramitar la creación de un censo de estos pisos para regularlos y estudiar posibles sanciones

El Gobierno municipal propuso al iniciar su mandato la aplicación de un aumento de hasta el 50% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas vacías que son propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb o banco malo). Esta medida es uno de los 99 puntos del programa con el que Marea concurrió a las elecciones municipales de mayo pasado y el Ejecutivo de Xulio Ferreiro pretende aplicarla a través de las ordenanzas fiscales. Pero la falta de desarrollo de una norma estatal de marzo de 2004, la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, impide de momento al Ayuntamiento exigir un pago más elevado del IBI a los propietarios de estos pisos desocupados.

El actual Gobierno local se ve ahora en la misma situación en la que estuvo el Ejecutivo socialista de Francisco Vázquez la década pasada, cuando en sus ordenanzas fiscales incluía desde 2003 un recargo del 25% para gravar el IBI de las viviendas sin habitar. Alegaba entonces el Concello que el atasco legal que afectaba a la ley paralizaba el desarrollo reglamentario que preveía la propia norma para subir el tributo.

"Tratándose de inmuebles de uso residencial que se encuentren desocupados con carácter permanente, por cumplir las condiciones que se determinen reglamentariamente, los ayuntamientos podrán exigir un recargo de hasta el 50% de la cuota líquida del impuesto", señala el artículo 72.4 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Esta disposición todavía no se ha aplicado por parte del Gobierno central, el único que tendría potestad para hacerlo, como sabe el propio Concello y según ratifican profesionales del sector inmobiliario de la ciudad, lo que deja en el aire la posibilidad de obtener mayores ingresos por pisos residenciales de los que nadie hace uso.

"Esa subida del IBI no se aplica en ningún lugar de España aunque todos los años hay gobiernos locales que siempre la proponen", asegura el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Herminio Carballido. "Algunos ayuntamientos lo intentaron y luego la iniciativa quedó parada porque solo el Estado se responsable de su desarrollo reglamentario", constata el secretario general de Aproinco, Juan José Yáñez.

El alcalde, Xulio Ferreiro, insistía el mes pasado en que, a la espera de que la Xunta reglamentase la definición precisa de vivienda vacía, su Gobierno estaba dispuesto a hacer tributar con una recarga del 50% a los pisos sin ocupar que están en manos de los bancos. La Sareb, no obstante, tiene muy poca vivienda entre sus activos inmobiliarios, según puntualizan desde el sector inmobiliario local, que afirma que las entidades financieras poseen más solares de los que intentan desprenderse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine