El autobús urbano aumenta más de 26.000 viajeros y sube por segundo año consecutivo

El incremento es del 0,1% con respecto al ejercicio de 2014 - La media de pasajeros por día en 2015 es de 57.511, a pesar de las dos jornadas de huelga de los trabajadores de la Compañía de Tranvías

30.12.2015 | 01:48
Dos buses urbanos en el Cantón Pequeño.

La cifra de usuarios del bus urbano aumenta levemente en comparación con la del año pasado. Desde el 1 de enero y hasta el 28 de diciembre, se subieron al bus 20,8 millones de pasajeros, 26.046 más que en el mismo periodo de 2014. Es el segundo año consecutivo que la Compañía de Tranvías suma más pasajeros que en el ejercicio anterior, aunque no llega todavía a las cifras del inicio de la crisis, cuando movía a un millón de personas más cada año. En 2008, la concesionaria municipal cerró el ejercicio con 21,9 millones de usuarios. El Gobierno local plantea un cambio de rutas para conectar mejor los barrios con los centros sanitarios y también los polígonos. Apuesta por el carril bici y por modificar las tarifas, que en 2016 estarán congeladas

La Compañía de Tranvías ha aumentado el número de pasajeros respecto al año pasado. Con datos del 28 de diciembre en los dos ejercicios la diferencia es de 26.046 pasajeros, un aumento del 0,1%. En 2014, se habían subido al bus urbano -hasta tres días antes de que acabase el año- 20.793.104 usuarios mientras que en 2015 lo hicieron 20.819.150. El ejercicio anterior se cerró a 31 de diciembre con 20.950.004 viajeros.

Es el segundo año consecutivo en el que la Compañía de Tranvías aumenta sus pasajeros desde el inicio de la crisis, aunque las cifras son todavía muy diferentes a las que se registraban en 2008, cuando los buses urbanos transportaban a 21,9 millones de usuarios.

Entonces, los viajeros habían subido un 1,3% con respecto al año anterior; en 2009 la caída fue de un 2,6% y, en 2010, la subida fue muy pequeña, de 0,1%. Al año siguiente hubo un aumento de pasajeros, hasta un 2,4%, casi la misma cifra del descenso del 2012, cuando cayó un 2,6%. En 2013, volvió a descender y después, la tendencia fue al alza en 2014 y también se incrementó levemente en 2015.

Los resultados de este ejercicio son positivos y registran una media de 57.511 pasajeros por día, a pesar de las dos jornadas de huelga que mantuvieron los trabajadores de la Compañía de Tranvías, el 22 y el 29 de mayo -la primera, justo el viernes anterior a las elecciones municipales-. Estos dos paros fueron ampliamente secundados por la plantilla, por lo que hubo muchos menos buses circulando de los que hay un viernes normal.

Los trabajadores buscaban forzar a la empresa a cerrar un nuevo convenio colectivo que, a día de ayer, todavía no se había firmado, aunque en el mes de julio el entonces gerente de la compañía, Javier Contreras, había dicho que las posturas se habían acercado y que la firma se realizaría "en breve". En el pleno ordinario de este mes, el presidente del comité, Alberto Couselo, habló desde el escaño ciudadano de esta situación. Y es que, el comité exige que en el convenio se incluya una cláusula que obligue a la subrogación de los empleados en caso de que cambie la concesión municipal. Este derecho lo tienen garantizado los trabajadores por la ley de transporte terrestre. El 4 de enero los empleados de Tranvías mantendrán una asamblea para tratar este tema.

La línea 14 es la que más pasajeros ha movido en el periodo del 1 de enero al 28 de diciembre, con 2.430.366 viajeros, con unos 20.000 más que en 2014.

Una de las razones que puede haber incidido en el aumento de pasajeros de Tranvías es la modificación del recorrido de la línea 6 que, desde el 30 de abril, llega hasta Meicende y da servicio a más vecinos.

El Gobierno local y la Compañía de Tranvías han acordado congelar el precio del billete de autobús, tanto del general (1,30 euros) como el del bonobús (0,85 euros) y de los bonos sociales (30 y 33 céntimos), aunque ha anunciado que introducirá modificaciones en el sistema de tarifas. El Gobierno local tiene también sobre la mesa la reestructuración de las líneas de bus y aboga por la implantación del carril prioritario y por conectar mejor los barrios con los hospitales y los polígonos.

La entidad vecinal Atochas-Monte Alto-Torre de Hércules presentó la semana pasada más de 1.100 firmas para solicitarle al Concello que amplíe la frecuencia del bus 17, que es el que conecta el barrio con el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac) para que haya un autobús cada quince minutos y también que su recorrido llegue hasta el Materno Infantil.

La Compañía de Tranvías cerró el pasado ejercicio con 4,45 millones de beneficio, uno más que en 2013 -debido al ingreso de casi un millón de euros por una sentencia favorable a la concesionaria derivada de la reclamación del céntimo sanitario- y el Concello destinó 8,5 millones de euros a subvencionar los billetes de los usuarios de la tarjeta Millenium.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine