El Concello prevé destinar más de la mitad de la ayuda europea al medio ambiente

Un tercio del presupuesto del programa para conseguir fondos europeos está reservado a recuperar el patrimonio natural y cultural y mejorar el entorno urbano. Un 29% de la inversión demandada se destinaría a la inclusión social

09.01.2016 | 14:13
Vista del poblado de A Pasaxe, para el que también se solicitan fondos europeos.

El Gobierno local aprobará el lunes el plan Eidus, estrategia para solicitar las ayudas europeas para el desarrollo de los ayuntamientos con el horizonte de 2020. La mitad de los 21,68 millones que se prevén pedir en una primera convocatoria están destinados a planes de medio ambiente, bien para mejorar la eficiencia energética y sumarse a la lucha contra el cambio climático, bien para la conservación y protección los recursos naturales y la recuperación de espacios para el ciudadano. Las subvenciones pueden alcanzar un máximo de 15 millones de euros, según las bases, y el plazo de presentación finaliza la próxima semana. Un 29% de la inversión demandada se destinaría a la inclusión social y la lucha contra la pobreza.

Galicia se repartirá casi 119 millones en dos fases. En la primera, a la que se presentará A Coruña, hay reservados para la comunidad 83,13 millones. El plan Eidus para la ciudad programa una inversión de 21,68 millones en cuatro años, cuyo 30% restante se costearía con fondos propios, según el informe-propuesta que aprobará la junta de gobierno y firmado por el jefe del servicio de Alcaldía, José Manuel Peña Penabad, que ya coordinó el Urbana C (13,2 millones de euros) y dirigió la puesta en marcha de Coruña Smart City (11,5 millones).

Un 31% del presupuesto (6,68 millones de euros) del programa Eidus se destinaría a la conservación y protección del medio ambiente y a "promover la eficiencia de los recursos". Este gasto incluye el fomento y desarrollo del patrimonio natural y cultural y las acciones dirigidas "a mejorar el entorno urbano, revitalizar las ciudades y descontaminar viejas zonas industriales, reducir la contaminación atmosférica y promover medidas de reducción del ruido".

Un 26% del gasto del proyecto (5,62 millones) se reservaría para favorecer "el paso a una economía baja en carbono", con acciones para reducir el carbono como el fomento de la movilidad urbana diversa y sostenible (autobús, bicicleta, movilidad eléctrica...) y la reducción del uso de transporte privado. Este apartado incluye medidas para la eficiencia energética de los edificios públicos y privados y el uso de energías limpias. Por otro lado, 6,38 millones de euros (el 29% de la inversión) estarían consignados a proyectos de "inclusión social y lucha contra la pobreza". Las medidas irían encaminadas a regenerar física, económica y socialmente áreas urbanas y rurales desfavorecidas. Aquí podrán sumar otra línea de ayudas europeas (las del fondo social), que no pueden superar el 10% del total (2,1 millones).

El programa se completa con tres millones de euros para "mejorar el acceso, el uso y la calidad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Supondrían el 14% del presupuesto e incluirían, además de ahondar en la implantación de la Administración electrónica, acciones transversales para actualizar tecnológicamente ámbitos como la energía, el transporte o los servicios públicos.

La edil de Participación, Claudia Delso, señaló ayer que el primer programa intenta, bajo el título Cidade de Derechos, intentará "disminuir la desigualdad y vulnerabilidad social" fruto de "un desarrollo urbanístico salvaje".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine