Carrefour defiende la seguridad de la gasolinera que ordena cerrar un juez

La empresa asegura que dispone de todos los permisos para vender combustibles en Alfonso Molina, pero no aclara si recurrirá la sentencia

15.01.2016 | 01:15
Gasolinera de Carrefour en Alfonso Molina.

Carrefour defiende la seguridad de su gasolinera del hipermercado de Alfonso Molina después de que un juzgado coruñés anulase la licencia al estimar que incumplía la legislación sobre seguridad y la normativa urbanística. La compañía, que continúa la venta de combustibles al no ser firme la sentencia, alega que cuenta con todas las autorizaciones necesarias para desarrollar esta actividad. La empresa no aclara si prevé recurrir la sentencia que ordena su cierre

La estación de servicio que Carrefour posee en su hipermercado de la avenida de Alfonso Molina dispone, según la compañía, de "todas las autorizaciones pertinentes" para desarrollar su labor "de forma segura". La empresa elude comunicar si recurrirá la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 1 que anuló su licencia por incumplir la legislación sobre seguridad y la normativa urbanística. La gasolinera, al no ser firme la sentencia, sigue funcionando.

La licencia de actividad fue concedida por el Ayuntamiento hace dos años y el juzgado decidió declararla nula tras la demanda presentada por el propietario de otra estación de servicio al considerar que la instalación incumple la normativa de seguridad, por lo que decretó la demolición de la gasolinera del hipermercado.

Para el juzgado la existencia de 160.000 litros de combustible almacenados en el lugar supone un peligro "evidente" e "indiscutible", por lo que considera que supone "un riesgo potencial para los consumidores que usen el servicio o sin usarlo transiten por las inmediaciones". La sentencia advierte además que la gasolinera está en la planta cero del aparcamiento y que los vehículos estacionados en la primera serían "obstáculos" para un desalojo del recinto si se produjera un incendio.

Otro problema de seguridad apreciado es la ubicación de tanques de combustible a menos de dos metros de una edificación posible", así como que las obras realizadas para instalar la gasolinera fueron "de nueva edificación", cuando Carrefour y el Ayuntamiento defendían que habían sido de "rehabilitación". Este aspecto fue uno de los decisivos en la sentencia, ya que el centro comercial está fuera de ordenación, calificación urbanística que prohíbe llevar a cabo trabajos en ese lugar que no sean de "restauración, conservación, consolidación o rehabilitación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine