Ninguna entidad financiera facilitó pisos vacíos al Concello para alquileres sociales

Los bancos expresaron al Gobierno local su voluntad de ceder las viviendas desocupadas, por lo que les propondrá firmar un convenio de colaboración

16.01.2016 | 18:26
Viviendas en el barrio de Novo Mesoiro.

Las entidades financieras instaladas en la ciudad están dispuestas a ceder viviendas vacías al Concello para que este las dedique a personas sin recursos que abonen alquileres sociales por ocuparlas, pero por el momento no se ha facilitado ninguno de estos pisos. El Gobierno local asegura que en las reuniones que mantuvo con los bancos, estos mostraron su disposición a la cesión de las viviendas que no consiguen vender, por lo que ahora les ofrecerá firmar un convenio en el que se concrete esta operación, con la que se pretende hacer frente a la necesidad social de las personas con menores ingresos

Las conversaciones mantenidas por el Gobierno local con entidades financieras instaladas en la ciudad no fructificaron por el momento en la cesión de viviendas al Concello para que las destine a alquileres sociales, aunque sí manifestaron su intención de hacerlo. Esa es la respuesta ofrecida por el Gobierno local de Marea Atlántica a la pregunta del BNG por la política municipal hacia los bancos, después de que los nacionalistas denunciasen que el Concello mantiene colaboraciones en actividades con entidades que llevan a cabo desahucios.

El Ejecutivo municipal responde que realizó reuniones con los bancos que operan en A Coruña con el fin de "tantear su compromiso y voluntad" para ceder viviendas vacías al Concello y posteriormente ponerlas "a disposición" de los vecinos. Según el Gobierno municipal, el compromiso expresado en esos encuentros por las entidades "no se formalizó por escrito", por lo que en la actualidad "no pusieron a disposición del Concello ninguna vivienda".

Ante esta situación, el Gobierno local solicitará a los bancos que "concreten" la voluntad que anunciaron en las reuniones mediante la firma de un convenio. La negociación con las entidades financieras para que cedan al Ayuntamiento los pisos que mantienen vacíos era uno de los contenidos del programa electoral de Marea Atlántica, que con esta iniciativa pretendía atender la demanda de viviendas a precios asequibles por parte de personas que carecen de recursos económicos suficientes.

Otros gobiernos municipales han desarrollado acciones semejantes, como es el caso del de Madrid, que el pasado mes de noviembre firmó un acuerdo con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el llamado banco malo, por el que le cedió 300 viviendas.

La mitad de ellas estaban vacías y la otra ocupadas ilegalmente por familias "en situación de vulnerabilidad", según el Ayuntamiento madrileño, que con esta actuación pretendía cobrarles un alquiler por su estancia una vez que los servicios sociales realizaron un informe sobre su situación. El plan municipal preveía que la cuota de arrendamiento no llegase al 30% de los ingresos familiares.

El acuerdo con la Sareb establecía además el pago por el Ayuntamiento de 75 euros al mes por cada vivienda ocupada y 125 por cada una de las vacías, además del IBI, mientras que el banco malo pagaría los seguros de los pisos y la comunidad de propietarios.

El Ayuntamiento de Barcelona notificó además en septiembre doce sanciones a entidades financieras por tener viviendas vacías durante más de dos años. Estas multas fueron de 5.000 euros y serán seguidas de otras que pueden llegar a los 18.000 euros. La medida se aplicó de acuerdo con la Ley de Vivienda de 2007.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine