Propietarios de San Amaro demandan al Concello por no compensarles desde 1993

Los dueños llevan al Ayuntamiento a los tribunales por incumplir el convenio de hace 23 años que permitió al Gobierno de Vázquez ocupar sus fincas para el paseo marítimo. Reclaman una compensación de en torno a 100 millones

17.01.2016 | 12:55

Propietarios de terrenos en San Amaro llevan 23 años esperando una compensación por la cesión de sus terrenos al Ayuntamiento para la construcción del paseo marítimo. Tras firmar un convenio con el Gobierno socialista de Francisco Vázquez en 1993 por el que deberían obtener edificabilidad, no han podido construir una urbanización prevista ni en los terrenos próximos a la ciudad deportiva ni junto a la cantera de Adormideras. Ahora los dueños se movilizan con la presentación de una demanda al Concello en la que reclaman una compensación de en torno a 100 millones de euros

Los planes urbanísticos en el Agra de San Amaro, paralizados desde que la Xunta impidió edificar en marzo de 2010 para proteger la Torre de Hércules, regresan a los juzgados. La mayoría de los propietarios de suelo que hace 23 años cedieron sus terrenos para la ejecución del paseo marítimo demandarán al Ayuntamiento para reclamarle una indemnización por la negativa a permitirles ejecutar la edificabilidad a la que se había comprometido en el acuerdo firmado en 1993 con el Gobierno local de Francisco Vázquez. Fuentes cercanas a los dueños de las parcelas cifran esa compensación en unos 100 millones de euros, aunque en la demanda no se concreta cantidad.

El origen del conflicto urbanístico en el Agra de San Amaro se remonta a 1993, cuando era alcalde Francisco Vázquez. En más de dos décadas el incierto destino del plan inmobiliario de construir seis bloques de viviendas ha implicado a propietarios, promotores, vecinos, a la Xunta y a los sucesivos Ejecutivos municipales que han heredado el problema (el bipartito del PSOE y el BNG, el PP y ahora Marea Atlántica). El caso ha estado además condicionado por la candidatura y posterior declaración por la Unesco de la Torre de Hércules como patrimonio de la humanidad.

La demanda de los propietarios se presenta después de que el actual Gobierno local descartase en el pleno de octubre pasado por medio del edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, la construcción de edificios en el Agra de San Amaro. También sucede a una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que tumba un recurso contra el planeamiento municipal promovido por promotores que defendían la ejecución de un proyecto inmobiliario en la zona.


Haz click para ampliar el gráfico

►Acuerdo de 1993. El 4 de abril de 1993, el entonces concejal de Urbanismo, Pedro Vasco, firmó un convenio con los propietarios de terrenos necesarios para la construcción del paseo marítimo en el área de San Amaro. A cambio de la ocupación inmediata de 46.200 metros cuadrados el Concello recalificaría las fincas -de suelo no urbanizable a urbano- en el futuro Plan General de Ordenación Municipal y otorgaría a sus dueños una edificabilidad de 1,5 metros cuadrados por metro cuadrado.

►Incumplimiento en 1998. El Gobierno socialista, con Salvador Fernández Moreda como edil de Urbanismo, aprobó el plan general cinco años después con el cambio de calificación de las parcelas de San Amaro incluido, pero rebajó el aprovechamiento a casi la mitad, 0,8 metros cuadrados. Los propietarios reclamaron y el Ayuntamiento consideró de oficio que al no poder concederles los 1,5 metros cuadrados prometidos, los titulares de los terrenos debían ser indemnizados.

►Indemnización aprobada en 2002. El Gobierno socialista tardó cuatro años en reconocer su responsabilidad en los perjuicios sufridos por los propietarios y la Corporación municipal aprobó en un pleno que los titulares del suelo serían compensados por la ocupación de sus terrenos y por el derribo de construcciones.

►Menor aprovechamiento en 2003. El Ejecutivo propuso un año después abonar en especie a los dueños de las fincas mediante la entrega del aprovechamiento urbanístico que correspondía al Concello, aunque inferior al que reconocía el convenio de 1993, por lo que se contradecía con el acuerdo plenario de 2002. La mayoría de los propietarios, sin embargo, aceptaron. El proyecto de compensación no se aprobó definitivamente hasta 2008, cuando los titulares inscribieron fincas para ejecutar su aprovechamiento y construir una urbanización de viviendas a unos 500 metros de la Torre, detrás de los campos de la ciudad deportiva. El suelo que abarcaría esa urbanización fue valorado por el Ayuntamiento en casi 31 millones de euros.

►Licencias denegadas en 2010. Cuando los propietarios solicitaron las autorizaciones para construir en sus terrenos el Concello, con el socialista Javier Losada en la Alcaldía del Gobierno bipartito, se las denegó apoyado en un informe de Patrimonio Cultural de la Xunta que impedía la ejecución de nuevas edificaciones para proteger la Torre de Hércules tras haber sido declarada patrimonio de la humanidad en junio de 2009. Años antes ediles socialistas aseguraban que la urbanización proyectada no ponía en peligro la candidatura del faro coruñés en la Unesco.

►Compensaciones reclamadas. El PP pedía en la oposición, a comienzos de 2011, que el Gobierno local se hiciese cargo de las indemnizaciones a los propietarios. Losada descartaba dar ese paso y los dueños culpaban al Concello de incumplir los acuerdos. Amenazan con recurrir a la vía judicial para reclamar 60 millones de euros como compensación. Trasciende que la Xunta había informado seis años antes de que urbanizar en San Amaro contravenía el plan especial de la Torre de Hércules.

►Cambio de ubicación en 2013. El plan general aprobado de forma definitiva por el Gobierno local del popular Carlos Negreira incluye el plan especial de la Torre de Hércules, que reconoce el aprovechamiento urbanístico de los propietarios por las cesiones al Concello de sus terrenos en 1993 en la zona de Adormideras, un lugar distinto al inicialmente previsto. Dueños y promotores rechazan ese traslado.

►Proyecto rechazado en mayo de 2015. Tres días antes de las elecciones municipales Negreira, cuyo Ejecutivo había propiciado el cambio de ubicación del proyecto urbanístico, promete anular la construcción en la cantera de Adormideras y alude a la protección de la Torre para justificar ese anuncio, sin dar en público una solución a los propietarios.

►Demanda en 2016. El Gobierno de Marea manifestó en octubre pasado en el pleno que impedirá a los propietarios materializar su aprovechamiento tanto en San Amaro como en Adormideras. Esta decisión ha alertado a los dueños de terrenos, que se han movilizado con la presentación de una demanda para reclamar indemnizaciones 23 años después de la cesión de sus propiedades. Los abogados de los propietarios están ultimando la demanda, que prevén presentar en el juzgado la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

Os internautas descubrirán no enderezo ´www.compostaconsogama.gal´, as vantaxes ambientais, económicas e sociais da compostaxe doméstica

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine