El Concello alega el expediente de Patrimonio para evitar multas por la "mala gestión del PP"

El Ejecutivo local carga contra sus antecesores por menospreciar la capacidad de gobierno de Marea cuando ellos "cometieron constantes errores e irregularidades que acaban como lastres para la ciudad"

20.01.2016 | 16:17
Lateral del número 14 de las Casas de Paredes, hacia el callejón de la Estacada.

Claves

  • Protección. Las Casas de Paredes son monumento histórico-artístico desde 1982 y están dentro del conjunto histórico de la Ciudad Vieja declarado en 1984
  • Licencia. La junta de gobierno del 21 de febrero de 2014 concedió licencia de “reconstrucción” a los propietarios del inmueble, según figura en el orden del día de la sesión ordinaria
  • Expediente. La delegación territorial de Patrimonio decidirá si sanciona al Concello por otorgar un permiso para obrar en un edificio monumental sin autorización, que cree obligatoria

La Xunta investiga una licencia de reforma de un inmueble de las Casas de Paredes sin la autorización obligatoria

El Concello presentará alegaciones al expediente abierto por la Xunta después de que el Gobierno municipal anterior otorgase una licencia para reformar una de las Casas de Paredes sin contar con el plácet obligatorio de la Dirección Xeral de Patrimonio. El edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, señala como "curioso aunque dramático" que el PP intente acusarlos de "mala gestión" cuando "realmente cometieron bastantes errores e irregularidades" que pueden "acabar convertidos en un lastre para la ciudad".

El departamento autonómico notificó al Ayuntamiento coruñés la incoación de un "procedimiento sancionador" sobre un permiso de reforma en el número 14 de la avenida de la Marina, uno de los inmuebles de las Casas de Paredes, protegidos como Bien de Interés Cultural. La autorización de "reconstrucción" fue concedida en la junta de gobierno del 21 de febrero de 2014.

Tales hechos, señala la Dirección Xeral de Patrimonio, podrían ser constitutivos de una infracción administrativa tipificada como "grave", al omitir durante los trámites el preceptivo permiso de la Consellería de Cultura en el caso de obras "en bienes declarados o catalogados", como es el caso. En el peor de los supuestos, la multa podría llegar a los 150.000 euros.

"Lo ocurrido es una muestra más de las muchas deficiencias que tuvo la gestión del anterior Gobierno municipal del Partido Popular", reprochó ayer Xiao Varela, para quien sus antecesores en María Pita "se empeñaban en hacer las cosas sin respetar de forma escrupulosa ni los procedimientos legales ni el sentido común, como por el contrario es nuestra norma innegociable". Rexeneración Urbana recurrirá la apertura del expediente, puesto que la Xunta concede un plazo de dos semanas desde la notificación de su acuerdo "para presentar cuantas alegaciones, documentos e informaciones estime convenientes".

"La obligación de este Ayuntamiento y del actual gobierno es la de defender los intereses municipales, por lo que presentará alegaciones para intentar evitar otro contratiempo a la ciudad por culpa de la mala gestión del PP", informó ayer el edil responsable. Esta redacción consultó al grupo de los populares sin haber obtenido aún respuesta.

Para el responsable municipal de Rexeneración Urbana e Vivenda, "no deja de ser curioso aunque dramático ver cómo aquellos que se definían como buenos gestores y que aún hoy intentan hacer cuajar la idea de la mala gestión por parte del actual gobierno", cometieron "constantes errores e irregularidades que después acaban convertidos en lastres para la ciudad".

Lo que dice la ley

Obra paradigmática del urbanismo ilustrado en A Coruña, las Casas de Paredes, proyectadas en 1779, tienen la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) como monumento histórico-artístico desde 1982. Además, según recuerda la Xunta, el grupo urbanístico está situado en el ámbito de la Ciudad Vieja, declarado conjunto histórico en 1984.

El artículo 37 de la Lei de Patrimonio Cultural de Galicia especifica que "cualquier intervención que pretenda realizarse en un inmueble declarado bien de interés cultural habrá de ser autorizada por la Consellería de Cultura, previamente a la concesión de la licencia municipal". La norma solo añade una excepción, en el artículo 47.2, matizando que, una vez aprobado definitivamente el plan especial de protección, los Concellos serán competentes para autorizar las obras que lo desarrollan, incluidas las de los entornos de los monumentos declarados, debiendo dar cuenta a la Xunta en diez días de la licencia concedidas.

Es una excepción para los Bienes de Interés Cultural en general que no se especifica en el caso de edificios monumentales, regidos por el artículo 43 de la misma normativa, que estipula que, "en ningún monumento podrá realizarse obra interior, exterior, señalización, instalación o cambio de uso que afecte directamente al inmueble o a cualquiera de sus partes integrantes, pertenencias o a su entorno delimitado, sin autorización expresa de la Consellería de Cultura".

La presunta irregularidad cometida por el anterior Gobierno municipal podría conllevar una multa si así lo estima la instructora del procedimiento sancionador. Si el daño causado al patrimonio cultural por la actuación permitida por el Ejecutivo popular se puede valorar económicamente, el importe de la sanción sería cuatro veces el valor del daño ocasionado; si no hay valoración económica, las infracciones graves se castigarán con multas de entre 60.101 y 150.253 euros, según indica el artículo 95 de la ley.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine