El proyecto de presupuestos municipales

Nuevos y viejos planes en las cuentas de 2016 en A Coruña

El proyecto de presupuestos del Gobierno municipal hereda proyectos antiguos como la cubierta de Riazor y el vertedero de Bens y abre sus propias prioridades como la recuperación de litoral y ríos y la renta social

24.01.2016 | 11:39

El nuevo Gobierno local no ha entrado en los presupuestos como en un elefante en una cacharrería. Heredan y prosiguen inversiones anteriores, meten tijera al cemento, respetan por el momento la línea de ayudas y convenios con entidades sociales, reducen una previsión de ingresos que nunca se cumple y van introduciendo las primeras novedades que, entienden, definen el nuevo mapa de prioridades en el Palacio de María Pita. La negociación con el PSOE acabará por conformar, si llega a buen término, el documento demorado que regirá la vida municipal a lo largo del próximo año.

Las inversiones en obras y proyectos evidencian cómo caen, se elevan o se van desplazando las partidas de un área a otra desde el presupuesto de 2015 y las modificaciones que, en próximas cuentas, podrían verse acrecentadas. La cantidad total desciende un 31,8% respecto al último presupuesto del equipo de Carlos Negreira, algo motivado, entre otras cuestiones, por la desaparición de grandes partidas para obras como La Marina.

Es precisamente en la concejalía de Rexeneración Urbana e Vivenda donde se percibe esta disparidad de euros consignados para obras. En la subárea de Urbanismo -copada por los gastos de urbanización del parque ofimático- el presupuesto se eleva un 10%, con 2,47 millones reservados para resoluciones y sentencias judiciales (una parte podría destinarse a las primeras obras del Conde de Fenosa) y con dos partidas para adquisición de suelo: los terrenos necesarios para la intermodal y el pago de expropiaciones en el entorno de la tercera ronda, puesto que su propietarios han renunciado a los derechos para edificar que les correspondía, solicitando su abono.

En la segundo subárea, la de Rehabilitación e Vivenda, también se registra una subida, de 4,3 a 5,3 millones. Se continúa con el programa de Áreas de Rehabilitación Integral, crece en 200.000 euros el dinero destinado a ayudas para accesibilidad y ascensores y se mantienen en 800.000 las subvenciones a rehabilitación. Como novedad, el conjunto de 100 pisos municipales que quieren hacer en el ofimático. La limadura importante se aplica a la subárea de Infraestructuras. Pasa de 27,4 millones a 8,06.

Desaparece la Marina (más de diez millones) y la inyección de la Fundación Amancio Ortega para crear el parque de Visma en torno a la residencia Padre Rubinos y los nuevos campos de la federación. La última noticia que se tuvo al respecto fue la adjudicación de los trabajos en septiembre de 2014 y el anuncio de expropiación de los terrenos en mayo de 2015. En teoría, se ejecutarán con los créditos del pasado año. Aun sin las dos macroactuaciones, el presupuesto del departamento el pasado año superaba en más de seis millones el actual.

Os Mallos y la ría de O Burgo

Se heredan, con distintos nombres, los planes de actuaciones en las vías públicas (accesibilidad, iluminación, modernización de plazas y vías, movilidad, cubiertas), partidas genéricas que dependerán de los lugares, intereses y modelos elegidos. Como regla general, bajan las cifras. Proyectos nuevos son la reforma de la plaza Isaac Díaz Pardo (Elviña), un plan específico de 395.520 euros para accesibilidad en el Distrito 4 (Os Mallos, estación, Vioño y Sagrada Familia) y un plan de "modernización de túneles". El área asume parques y jardines, antes vinculada a Medio Ambiente, donde queda sin presupuestar la reforma final de la Rosaleda.

De todas las inversiones que se repiten respecto a otros años, una de las mayores apuestas está en la mejora de la red de saneamiento, 3,5 millones previstos hasta 2019 (888.304 este año), relacionados en parte con la supresión de todos los puntos de vertidos de la ciudad (el plan del PP sumaba 2,7). Según el documento en el que se explican los gastos, mantienen el proyecto anterior para liquidaciones pendientes y aparece un nuevo proyecto plurianual: "es para conexión de fecales de calle Brasil a Pérez Ardá, mejoras en el puerto y Santa Catalina, mejora de las aguas de la ría de O Burgo o pluviales en Juan Flórez". Se incluye además un convenio de 120.000 euros con la Universidad para mejora de viales en los campus.

Playas y Bens

El interés por el medio ambiente se traduce en un 76,5% más de dinero para obras y proyectos dentro del gasto total de este departamento. En 2015 se presupuestó en 3,5 millones plurianuales el sellado de Nostián, una actuación que desechan al entender que el Ejecutivo municipal no es el que tiene que asumir esa obra. Sí recogen las primeras reformas del vertedero de Bens proyectadas desde su sellado en 2011, que planeó el Gobierno anterior. Los técnicos detectaron áreas de hundimiento de la masa de residuos y los trabajos consistirán en acondicionar la superficie y construir una planta de tratamiento de líquidos tóxicos.

En general todas las partidas medioambientales medran, como la de playas (de 50.000 a 75.000) o la adquisición y reposición de maquinaria y utillaje. Hay 150.000 euros para la recuperación de cauces fluviales y sus ecosistemas y se da por rematado el plan integral de aseos públicos.

Hay áreas en las que la inversión real en obras o adquisición de material apenas varía, como Seguridad Ciudadana (sube un 2,6%) o Educación (baja un 3,2%). En la primera, la gran inversión es un vehículo en altura, que pagarán las mutuas, con un precio estimado de 900.000 euros en dos año. En la segunda, extienden las obras del mandato pasado como las cubiertas de San Francisco Javier y Emilia Pardo Bazán e incorporan el pintado exterior de Labaca. Congelan el presupuesto para obras menores en colegios (122.000).

Las obras en los Museos Científicos tienen una cantidad asignada de 322.000 (en 2015 fueron 309.300), con 80.000 para módulos interactivos de la Domus y una exposición de astronomía en la Casa de las Ciencias. La inyección al plan director de la Torre se duplica (100.000 euros).

Riazor y eventos deportivos

En el área de Deportes, la cantidad para obras crece casi un 40%. La razón principal son las obras de la cubierta de Riazor, para las que en el ejercicio pasado habían consignados 1,5 millones de euros aunque no se adjudicaron hasta junio de 2015. Dragados ultima el plan técnico y la previsión municipal es que se inicie en las próximas semanas, incluyendo el saneamiento de la deteriorada estructura metálica. El presupuesto que se suma este año para culminar los trabajos es de 1,2 millones de euros. A esto se añade la climatización de la cubierta de Riazor (319.262 euros), que completa otras reformas precedentes, y 940.904 euros bajo el epígrafe "adaptación de recintos municipales para eventos deportivos". Las reformas en distintas instalaciones fueron presupuestadas en 2015 en 480.499 euros.

El Papagayo y el Remanso

Las inversiones reales en Empleo descienden un 89% porque en 2015 se reservó una cantidad importante para reformar el centro municipal de la carretera de los Fuertes, a lo que nada toma el relevo. Pasa lo mismo en Desarrollo Empresarial, al culminar los trabajos en el vivero del Papagayo, al que hay ahora que dotar de actividad. Mercados aumenta un 38,7%, en parte porque absorbe la sentencia heredada por la plaza de Lugo que hay que abonar; y en parte porque incorpora la inversión más ambiciosa del actual Ejecutivo municipal: el mercado de Santa Lucía, una recuperación proyectada ya por el PP. El dinero reservado a Movilidad baja (un 26,2%) y servirá para acompañar las reformas de calado previstas por este área, desde el transporte público a las nuevas formas de desplazarse como el carril bici.

La cuantía destinada a obras de Servicios Sociales son un 5,8% menores. Se encuadra otro proyecto ideado por el anterior Ejecutivo pero reformulado para abaratar su coste y que no ocupe más volumen en un espacio verde. Hay 650.105 euros para el Remanso "y otros".

Ayudas a entidades

La misma transición presupuestaria se percibe en otros capítulo del proyecto de cuentas elaborado por el nuevo Gobierno municipal para su negociación. Como las transferencias. Las ayudas a entidades sociales, culturales y deportivas de la ciudad prácticamente calcan las del año anterior y añaden algún proyecto importante para el Ejecutivo: crece la subvención para los bonos de los autobuses urbanos y se incluyen 2,1 millones para la renta social municipal, añadida a los 750.000 euros de emergencia social que replican al primer presupuesto. Es simbólico el regreso del convenio para la biblioteca de Monte Alto que retiró Carlos Negreira.

Cambia el reparto para las asociaciones de comerciantes -se entrega a la agrupación que las une en lugar de individualmente- y se duplica la aportación a Cáritas para su labor de atención social. Además de suprimirse la aportación para que el Puerto hiciese la Marina, hay cambios sustanciales en cuanto a las entidades sociales y deportivas.

El concejal de Culturas explicó el viernes en una reunión en el Kiosco Alfonso que esta es una situación de transición, ya que el sistema de ayuda nominativa, "a dedo", se intentará cambiar progresivamente por subvenciones, al entender que garantiza "un reparto más justo y objetivo" de los fondos y evita que sean "arbitrarias".

Los ingresos y el crédito

Tanto inversiones como transferencias, y otros gastos en general, se sostienen con unos ingresos que, al igual que el conjunto del presupuesto, se calculan a la baja. Un 3,83% menos, con la intención de no inflar "artificialmente" ni las previsiones de recaudación y las de gasto. Bajan las estimaciones de ingresos por licencias e impuestos relacionados con el sector inmobiliario, pero también las de multas de Hacienda, circulación y urbanísticas y las aportaciones de otras administraciones.

El Gobierno municipal también ha decidido ser conservador respecto al endeudamiento que se realiza anualmente para financiar las obras de 2016. Solicitarán 9,3 millones, una reducción del 24% respecto al año anterior y el más bajo en, al menos, los últimos catorce años. Por primera vez en este periodo se sitúa por debajo de los diez millones de euros. Las reformas de las de las plazas y de la cubierta del estado son los dos proyectos más costosos que afrontará con él.

El Gobierno municipal garantiza la continuidad del convenio con las Asociacións de Nais e Pais (ANPA) de los centros públicos para el desarrollo de actividades extraescolares. El presidente de la Federación de Padres de Centros Públicos, Daniel Cameselle, asegura que la preocupación es "burocrática" porque todos los grupos políticos han mostrado su apoyo a las actividades. "Si no se aprueban los presupuestos hay que buscar una vía para garantizar la viabilidad del convenio", explica el representante de la federación, quien informa de que el martes asistirá a una reunión con el alcalde, Xulio Ferreiro. En caso de que las cuentas para este año no se aprueben, Cameselle insta al Concello a buscar soluciones, entre las que propone "hablar con Intervención o ver si existe alguna partida que se pueda derivar al convenio". El Ejecutivo local insiste en que las ayudas "no van a peligrar". Las ANPA destacan que no se plantean la opción de suspender las clases, al tiempo que destacan que en el programa Deporte no Centro participan 2.000 alumnos; y en el Programa de Ocio Educativo, 600. Además, recuerdan que hay más de 100 monitores contratados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine