El futuro de las emergencias La gestión de los parques de bomberos, a debate

El Concello abre la puerta a comarcalizar el parque de bomberos para optimizar recursos

La propuesta, todavía sin desarrollar, asoma en pleno debate sobre el modelo de emergencias - Xunta y Diputación admiten dudas para mantener el personal de los parques comarcales con la gestión directa

25.01.2016 | 01:45
El alcalde, al fondo, durante una reunión con los alcaldes del Consorcio As Mariñas.

El Gobierno local abre la puerta a la comarcalización del parque de bomberos de A Grela. La propuesta no es nueva. Se trata de una antigua aspiración política que ha sido pospuesta por las anteriores corporaciones locales apelando a supuestas dificultades legales y a la falta de consenso entre las administraciones implicadas.

El Ejecutivo municipal de Marea Atlántica confirmó ayer a este diario que su intención es integrar los servicios contraincendios para mejorar la coordinación entre los efectivos de A Coruña y área metropolitana, aunque reconoció que todavía tiene que desarrollar la propuesta.

El alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo (PP), desveló ayer en el programa El coruñés opina, de la Cadena Ser, que su homólogo coruñés, Xulio Ferreiro, le planteó esta posibilidad y que él no solo se mostró conforme, sino que le trasladó que le parecía una "buena solución". Calvelo matizó que la comarcalización no afectaría al parque de Arteixo y defendió la procedencia de que los concellos aporten parte de los costes del servicio contraincendios y que se redefina el mapa de emergencias provincial.

La integración del parque de bomberos de A Grela vuelve a asomar en pleno debate sobre el modelo de gestión de emergencias y después de que la ciudad de Ferrol, en colaboración con la Diputación y el Consorcio Contraincendios hayan dado el primer paso para integrar el servicio en la comarca.

La propuesta de comarcalizar el parque de A Grela está muy condicionada por el futuro de la gestión de los diez parques comarcales de la provincia, gestionados actualmente por dos empresas.

La Diputación de A Coruña, gobernada por PSOE y BNG, ha sido la más reivindicativa a la hora de abogar por rescatar el servicio y gestionarlo directamente. El Consorcio Provincial Contraincendios, formado al cincuenta por ciento por la Vicepresidencia del Gobierno gallego y la Diputación de A Coruña, ha abierto ahora la puerta a esta posibilidad, que la Xunta supedita a que no suponga un incremento de los costes y que se garantice el mantenimiento de los puestos de trabajo.

La gestión directa de los parques comarcales es una antigua demanda de los efectivos, respaldada por la Mesa Intersindical de Bombeiros y la Plataforma de Bomberos Públicos de Galicia. Son numerosos los argumentos que aportan para demandar una gestión pública de este servicio básico y esencial. Entre otras, las diferencias salariales y de plantilla entre los parques de gestión directa como el de A Coruña y los comarcales, de gestión privada, y que solo disponen de tres (a lo sumo 4) efectivos por turno.

La escasa plantilla, sumada a la vasta extensión territorial que tienen que cubrir, hace que los tiempos de respuesta sean con frecuencia superiores a lo aconsejable y que se den casos en que el parque quede al descubierto durante largos períodos de tiempo.

Los bomberos comarcales apuntan además a la existencia de disfunciones en los equipos de transmisiones, la escasez de cursos de formación y las dificultades a las que se enfrentan a la hora de adoptar decisiones como las de evacuar un edificio al no tener la consideración de agente de la autoridad, dado que son personal laboral de una empresa.

La gestión de los parques comarcales corresponde a la Diputación -titular del servicio de los concellos de menos de 20.000 habitantes- y la Xunta, que cofinancia esta prestación. El diagnóstico que hacen ambas administraciones de la situación actual varía considerablemente. Mientras que el Gobierno provincial ha llegado a hablar de "caos"; la Xunta, por boca del director xeral de Emerxencias, Luis Menor, sostiene que el sistema actual fue consensuado por todas las administraciones implicadas y ha dado un buen resultado.

El principal escollo que Xunta y Diputación plantean a la gestión directa del servicio de emergencias es la conservación de los puestos de trabajo, ya que hay informes que avalan que la prestación pública del servicio no implicaría un incremento de los costes. El diputado de Promoción Económica, José Luis García, admitía ayer ante los micrófonos de la Cadena SER dificultades para garantizar la conservación de la plantilla actual en el tránsito de un sistema a otro. El responsable provincial considera que el traspaso puede resultar "complicado" y manifestó sus dudas de que cuente con el visto bueno de los servicios jurídicos de la Diputación.

El director xeral de Emerxencias se manifestó ayer en la misma línea. "El principal escollo es el tránsito del personal de la empresa privada a funcionario". Desde la Mesa Intersindical de Bomberos replican que el real decreto 5/2015 que modificó la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público abre la puerta a que los procesos selectivos de personal laboral fijo sean a través de un concurso de méritos.

La Diputación deberá entregar sus conclusiones sobre la viabilidad de la gestión directa a mediados del próximo mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine