Un presupuesto en vía muerta

El alcalde acusa al PSOE de buscar una "excusa" para romper la negociación y ambas partes rechazan la mediación del BNG, que les culpa de enzarzarse en "disputas particulares"

04.02.2016 | 13:26
Un presupuesto en vía muerta

La soledad en la que se vio ayer la concejal del BNG Avia Veira en el Concello a la hora a la que había convocado una reunión para mediar entre Marea y PSOE sobre el presupuesto es un reflejo del estancamiento en que se hallan las negociaciones. Ambos partidos rechazaron acudir y se mostraron firmes en sus planteamientos, ya que los socialistas insistieron en acusar de "deslealtad" al Gobierno local, mientras que el alcalde reprochó a los socialistas buscar "cualquier excusa" para levantarse de la mesa, ya que cree injustificada su actitud al exigir un detalle exhaustivo de cada una de las partidas

Lejos de acercar posturas tras la ruptura de las negociaciones del presupuesto el pasado lunes, la jornada de ayer supuso un paso más en el desencuentro entre Marea Atlántica y PSOE, quienes incluso rehusaron la intervención del BNG como mediador en el conflicto. Los socialistas se reafirmaron en su acusación de "deslealtad" al Gobierno local y ante la posibilidad de que opte por mantener la prórroga del anterior presupuesto calificaron como un "fraude al electorado" que se siga esa vía, como advirtió el concejal José Manuel García, para quien sería un "despropósito" que Marea Atlántica renunciase a presentar su propio proyecto.

"Posiblemente el BNG esté solo en esa mesa", adelantó García por la mañana acerca de la oferta de mediación lanzada por los nacionalistas. Y no se equivocó, porque cuando la concejal Avia Veira se presentó por la tarde en el Palacio Municipal tan solo ella había acudido a la cita, después de recibir una carta de los socialistas en la que excusaba su asistencia por su voluntad de "no interferir" en polémicas entre el Bloque y Marea y una llamada del Gobierno local en la que se aludía a una reunión convocada previamente para esa misma hora.

También el alcalde, Xulio Ferreiro, se pronunció ayer sobre las diferencias con el PSOE, del que dijo que su postura sobre el presupuesto "suena a excusa o a una estrategia previa", en referencia a su decisión de abandonar la negociación cuando se abordaban las cuentas para el departamento de Emprego. Xulio Ferreiro reprochó a los socialistas que después de dos horas de explicaciones sobre cada partida se dijera que no se da información "por no saber si en la próxima campaña de navidad del comercio va a haber un papá Noel o tres o por no saber si los cursillos de formación para parados van a ser de carretillero o de manipulador de alimentos", ya que el PSOE exigía un detalle exhaustivo de cada programa de la concejalía.

Para el regidor, esta actuación "responde más a otro tipo de estrategias" que vinculó con la situación interna del PSOE y con sus intereses electorales, que a su juicio "hacen muy difícil llegar a acuerdos". Según Ferreiro, los socialistas utilizaron "cualquier excusa para levantarse de la mesa" y manifestó desconocer qué debe hacer para conseguir que vuelvan a sentarse. "No sé si tengo que ir a cantarle al balcón de José Manuel Dapena para que me haga caso, pero esa no es la actitud de un Gobierno".

El alcalde reprochó a los socialistas que durante la negociación se nieguen a poner por escrito los acuerdos que se adoptan y que la rompieran "tras la primera reunión un pelín tensa", aunque no descartó que finalmente se logre un entendimiento debido a la "coincidencia programática" con el PSOE, de cuyo programa electoral aseguró que hay "muchas cuestiones" que ya están en el proyecto de presupuestos.

También habló Ferreiro sobre la posibilidad de una entrada de los socialistas en el Gobierno local a la que ellos mismos aludieron y de la que dijo: "Al mismo tiempo que nos acusan de ser los causantes de todos los males quieren compartir el Gobierno con nosotros", por lo que calificó esta iniciativa de "contradicción" y la descartó al estimar que no es conveniente "en este momento".

Para justificar su negativa a acudir a la mediación planteada por el BNG, el alcalde mencionó la reunión convocada con 50 técnicos para sobre el plan de transparencia, aunque también señaló porque espera "reconducir la negociación" y que si esta fracasa, "se abrirán nuevos escenarios", de los que ya había avanzado que consistirían en incorporar a las conversaciones a otros partidos".

La ausencia de Marea y PSOE de la convocatoria efectuada por el BNG es para Avia Veira una "evidencia de que priorizan sus disputas particulares", ya que la concejal aseguró desconocer cuáles son las diferencias que les separan sobre el presupuesto. Para la edil nacionalista, los dos partidos "prefieren el camino de la obcecación" y rehusó posicionarse a favor de uno u otro al considerar "no verificables las acusaciones cruzadas entre los dos". El rechazo a la mediación del Bloque significa para Veira que no hay "voluntad de negociación", frente a lo que ofertó su disposición para llegar a acuerdos sobre un nuevo presupuesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine