Operarios municipales achican el socavón de Rubine para iniciar el arreglo del colector

El agua inundó las salas de contadores de tres edificios cercanos - El Gobierno local se plantea que los bancos del paseo marítimo puedan retirarse durante los temporales

11.02.2016 | 20:14
Operarios municipales achican el socavón de Rubine para iniciar el arreglo del colector
Operarios municipales achican el socavón de Rubine para iniciar el arreglo del colector

La extracción durante la mañana de ayer del agua acumulada en el socavón producido al inicio de la avenida de Rubine por la rotura del colector de saneamiento roto por el temporal permitirá ahora el inicio de su reconstrucción, según anunció ayer el Gobierno local, que asegura que los trabajos se desarrollan durante las 24 horas para minimizar los trastornos en la zona, que se estima que durarán unos diez días.

Parte del agua inundó durante ayer las salas de contadores de tres edificios próximos, lo que obligó a los bomberos a extraerla con sus bombas de achique sin que se produjera ninguna incidencia ni fuese necesario evacuar a los vecinos. La posibilidad de que fuera necesario cortar el suministro eléctrico durante varias horas alarmó a los edificios del inmueble más próximo al lugar del siniestro, ya que tiene 21 plantas de altura y los vecinos se verían obligados a prescindir de los ascensores.

La concejalía de Rexeneración Urbana informó de que entre las 19.30 y las 21.00 horas del lunes la estación de bombeo de San Roque de Afuera, que recoge el 80% del agua pluvial de toda la ciudad, alcanzó los 9.800 metros cúbicos por hora, lo que triplicó la media obtenida durante esa noche, que fue de 2.300 metros cúbicos. Una vez extraída el agua del socavón, los trabajos que se desarrollan consisten en el aseguramiento de los taludes para llegar al colector con seguridad y proceder a su reparación.

El Concello restableció además ayer por la mañana la circulación peatonal y rodada en el paseo marítimo, que se había interrumpido en algunos momentos durante el lunes y el martes, una vez que se levantó la alerta en el mar, aunque las obras en Rubine obligaron a cortar también el tráfico en la calle Riazor, por lo que se cambió el sentido del tráfico en uno de los carriles del paseo para disponer de uno más en dirección a la plaza de Pontevedra entre la calle Pondal y la rotonda de las Catalinas.

El alcalde, Xulio Ferreiro, visitó ayer el lugar del siniestro junto con el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, para comprobar la marcha de los trabajos de extracción del agua y limpieza del colector, que quedó atascado por la arena arrastrada por el oleaje, así como por la elevación del nivel del agua a causa de la subida de la marea. Tras haber conseguido vaciar el socavón, los trabajadores proceden ahora a estabilizar sus paredes para evitar que se desplomen durante la reparación del colector.

La avería de esta conducción no fue causada directamente por el temporal, que tan solo terminó por agrandar las grietas que se habían originado en los últimos meses. La salida del agua se intensificó en los últimos días por las fuertes lluvias y afectó al terreno que rodeaba la tubería, lo que provocó su hundimiento en la mañana del martes.

En declaraciones a Radio Coruña, Xiao Varela calificó de "positiva" la decisión del anterior Gobierno local de retirar la antigua balaustrada del paseo marítimo en la zona de Riazor, ya que era derribada de forma reiterada por el oleaje en los temporales de mayor fuerza, como ocurrió hace dos años, y se mostró partidario de estudiar la conveniencia de mantener las dunas en esta misma zona de la playa durante el invierno como barrera para las olas. El concejal avanzó además que estudiará la posibilidad de que los equipamientos instalados en el paseo, como podrían ser los bancos y las papeleras, sean "móviles", de forma que se puedan retirar durante los temporales y vueltos a colocar una vez que se recupere la normalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine