La Autoridad Portuaria continúa las reparaciones

El Concello descarta el giro en Fontán hacia la avenida do Porto para ir al túnel de La Marina

La medida, que facilitaría el uso del vial subterráneo a numerosos conductores, no se podrá aplicar porque la plaza de Ourense es uno de los nudos circulatorios más complejos de la ciudad

18.02.2016 | 16:10

La utilización de los túneles de O Parrote, La Marina y María Pita quedará restringida para un amplio sector de conductores por la imposibilidad de acceder a la avenida do Porto (antes Alférez Provisional) desde la calle Fontán -en la zona de la plaza de Ourense- y desde la calle Entrejardines realizando un giro a la izquierda.

El Gobierno local confirmó ayer a este periódico que no efectuará el cambio en la calle Fontán para facilitar el empleo de los tres viales subterráneos, ya que la plaza de Ourense "es uno de los nudos más complejos entre los regulados con semáforos en la ciudad", según explicó el concejal de Mobilidade, Daniel Díaz, quien destacó que la intensidad media de vehículos existente en ese lugar es una de las más elevadas que se registran en el municipio.

Díaz propone que los conductores que procedan de la avenida de Arteixo y quieran acceder a Monte Alto giren en la plaza de Ourense hacia Sánchez Bregua y después hacia Juana de Vega para llegar luego al paseo marítimo a través del túnel existente en esa calle, aunque también pueden circular por San Andrés y Panaderas hasta la plaza de España. Otra opción para quienes procedan de la avenida de Arteixo es girar hacia la derecha en Juan Flórez y descender por Marcial del Adalid hasta Linares Rivas, donde podrán seguir hasta la plaza de Ourense para tomar la avenida do Porto.




Haz click para ampliar el gráfico

Marcial del Adalid se convierte así en la última opción para utilizar los túneles para quienes se sitúen por encima de la calle Juan Flórez, ya que una vez superado ese punto tan solo podrán dirigirse por el paseo marítimo o San Andrés. El problema que supone la entrada en la avenida do Porto para quienes proceden del margen contrario de Linares Rivas llevó hace años al Ayuntamiento a autorizar el giro a la izquierda en la avenida de La Marina a la altura de la Autoridad Portuaria, con el fin de permitir el acceso al túnel de María Pita, lo que supuso una excepción a la regla general en el municipio, en el que por norma se prohíben los desvíos a la izquierda.

La limitación que implica la prohibición de cruzar desde Fontán hacia la avenida do Porto reducirá seguramente el volumen de tráfico que finalmente circule por los túneles de La Marina, O Parrote y María Pita, destinados en principio a canalizar un importante volumen de tráfico que antes discurría por la explanada ahora convertida en zona peatonal.

El Gobierno local del Partido Popular justificó la construcción de los túneles de La Marina y O Parrote por la necesidad de suprimir de una zona tan emblemática de la ciudad el paso de 30.000 vehículos al día. Desde que se abrió al tráfico el túnel de La Marina, a mediados del pasado mes de mayo, y hasta el 31 de diciembre, la intensidad media diaria de vehículos fue de 16.449, el 54% de los que anteriormente lo hacían por la superficie, aunque hay que tener en cuenta que el túnel de O Parrote, al que se accederá desde el de La Marina, todavía permanece cerrado.

Otro factor a tener en cuenta es que la imposibilidad de utilizar el vial subterráneo de O Parrote hace que muchos conductores opten por dirigirse hacia Monte Alto o la Ciudad Vieja por la superficie de la avenida de La Marina. Los datos recogidos por el Ayuntamiento cifran en 14.000 el número de vehículos que continúan empleando la vía que en poco tiempo será peatonal y por la que tan solo podrán pasar los autobuses, taxis, vehículos de reparto y los residentes.

Este importante volumen de tráfico por la superficie de la avenida hizo que el pavimento se deteriorase y que fuese necesario repararlo. La Autoridad Portuaria atribuyó los daños a que no estaba prevista una circulación tan intensa, causada por el retraso en la apertura del túnel de O Parrote. Una vez que se abra, y tras comprobar durante unas semanas que su funcionamiento sea el adecuado, el Ayuntamiento impedirá circular por la superficie a partir del edificio de Correos, donde se instalará una pequeña rotonda para que quienes no dispongan de autorización para continuar hacia Puerta Real den media vuelta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine