El fiscal acusa a un padre y a su hija de vender droga a menores y tener armas en su vivienda

El inmueble que utilizaban como punto de venta está situado "a escasos metros de centros de enseñanza", según destaca el fiscal n Los vecinos informaron a la policía

26.02.2016 | 00:39

Las denuncias de vecinos y ciudadanos anónimos llevaron a la unidad antidroga del 091 a vigilar una vivienda próxima a centros educativos. Durante el operativo, que duró más de un mes, los agentes fueron testigos del trasiego de consumidores que timbraban en el inmueble, a quienes interceptaban al salir y decomisaban la droga. El 5 de mayo los funcionarios obtuvieron la orden judicial que les permitía el registro del piso, en el que decomisaron sustancias tóxicas y armas, entre otros efectos. Un hombre de 61 años y su hija, de 23, fueron detenidos y enviados a prisión acusados de traficar con cocaína y hachís

Un padre y su hija están acusados de vender droga a menores entre abril y mayo del año pasado en el domicilio de A Coruña que compartían. La Fiscalía reclama que el imputado, de 61 años, sea condenado a ocho años de cárcel y la joven, de 23, a tres años y siete meses de prisión. Los procesados fueron detenidos el pasado mes de mayo después de haber sido vigilados durante más de un mes por los agentes de la Policía Nacional especializados en tráfico de estupefacientes, quienes iniciaron el operativo "a partir de informaciones y confidencias facilitadas por ciudadanos y vecinos anónimos". Durante el seguimiento, los funcionarios interceptaron a algunos de los consumidores después de abandonar el inmueble, por lo que les decomisaron la droga que habían adquirido.

El representante del Ministerio público destaca en su informe sobre los hechos que los acusados suministraban sustancias estupefacientes a personas de todas las edades, entre ellas menores, ya que el inmueble que utilizaban como punto de venta está "a escasos metros de varios centros de enseñanza" de la ciudad. Además de cocaína y hachís, los policías que registraron la vivienda tras obtener la autorización judicial se incautaron de dos escopetas, una pistola y munición "en buen estado de conservación y apta para el disparo". En concreto, una caja contenía 25 cartuchos para escopeta y 105 cartuchos de calibre 12. Las armas eran propiedad del procesado, quien carece de permiso para su tenencia.

Los agentes también decomisaron armas blancas, entre ellas seis machetes, un puñal, ocho navajas, una defensa eléctrica, un bastón con punta de acero y una catana. Entre los efectos localizaron herramientas para confeccionar las dosis de la droga, tales como una báscula de precisión. El fiscal destaca que los sospechosos guardaban en su vivienda 3.500 euros en efectivo, así como móviles y una libreta con anotaciones relativas a las ventas de la cocaína y el hachís.

El representante del Ministerio público demanda que cada uno de los procesados, que serán enjuiciados la próxima semana en la Audiencia Provincial de A Coruña, sea condenado a pagar una multa de 1.890 euros. Los imputados, que están acusados de cometer un delito contra la salud pública, ingresaron en prisión provisional el 7 de mayo de 2015. El sospechoso tiene antecedentes penales por tráfico de drogas, mientras que su hija carece de historial delictivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine