El Rectorado aplica medidas preventivas en áreas de Sociología por el alto nivel de radón

Un trabajador fue trasladado de ubicación y se instalará ventilación en el primer piso, aunque si persiste la concentración del gas se limitará la estancia en la planta

03.03.2016 | 01:24
Edificio de las facultades de Sociología y Ciencias de la Comunicación.

Miembros del equipo de gobierno de la Universidad, encabezados por el rector, Julio Abalde, se reunieron ayer con profesores, alumnos y personal de administración y servicios de las facultades de Sociología y Ciencias de la Comunicación -situada en el campus de Elviña- para informarles de la alta concentración de gas radón existente en algunas zonas del edificio que ambos centros comparten y de las medidas preventivas que se aplicarán para reducir su efecto, aunque destacó que los niveles apreciados "no son preocupantes".

El problema se localiza en la primera planta del inmueble, donde los técnicos comprobaron la existencia de concentraciones entre los 3.000 y los 4.000 becquerelios -unidad que mide la actividad radiactiva- por metro cúbico, cuando el límite máximo permitido se sitúa en los 600. Los técnicos explicaron ayer que la medición de concentración de radón no se corresponde de forma directa con el nivel de exposición de las personas a este gas, que es inferior, aunque se decidió tomar medidas para rebajarla hasta los márgenes aceptables.

La zona afectada alberga el estudio de radio, el plató de televisión, los camerinos y el área de postproducción de Ciencias de la Comunicación. Esta parte del edificio carece de ventilación natural, por lo que el Laboratorio de Radioactividad Ambiental de la Escuela Universitaria Politécnica de Ferrol aconsejó que se instale ventilación mecánica para dispersar el radón, gas muy volátil cuya concentración puede combatirse de esta manera. La conserjería fue otro punto en los que se apreció presencia de radón por encima del límite y, aunque se sospecha que puede proceder de la zona anterior, se tomó la decisión de trasladar a un trabajador.

Los técnicos seguirán realizando mediciones de radón en las partes del edificio donde los niveles eran altos para comprobar si descienden hasta los límites establecidos. Si no se produce el resultado esperado con las medidas adoptadas, se prevé limitar el tiempo de uso de las instalaciones afectadas, hasta que se alcance el nivel admisible.

El radón es un gas noble cuya concentración es muy habitual en Galicia por la abundancia de granito, roca del que se desprende. Desde principios de este año el Laboratorio de Radioactividad Ambienta ha efectuado mediciones sobre el radón en el campus de Elviña, en el que el edificio de Sociología y Ciencias de la Comunicación fue el primero en ser examinado. Este edificio fue además analizado en las mismas fechas ante la aparición de varios casos de cáncer entre el profesorado, lo que hizo surgir el temor de que estuvieran vinculados a la existencia allí en el pasado de la fábrica de fertilizantes Fertiberia, aunque la investigación realizada por la Universidad no halló sustancias tóxicas.

Información

Los datos sobre radiación tomados a comienzos de año fueron enviados al Servizo de Prevención de Riscos Laborais de la Universidad, cuyos responsables informaron el 25 de febrero a los decanos de los dos centros y les transmitieron las medidas que deben implantarse para reducir la concentración del gas radón en las zonas afectadas. La Universidad puso en marcha en el año 2004 que consiste en la realización de mediciones de forma periódica en todos los centros de la institución académica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine