El pleno exige al Gobierno municipal que anule su adelanto del cobro del IBI

La oposición cree que "asfixia" a las familias y critica que se aprobase de forma "unilateral" - Marea alega la necesidad de acabar con los problemas de liquidez

08.03.2016 | 14:44
El pleno exige al Gobierno municipal que anule su adelanto del cobro del IBI

Luz verde

  • Derecho al aborto. El pleno aprobó, solo con el voto en contra del PP, una moción solicitando que se garanticen las asistencias a las mujeres que deseen abortar en el Chuac en el segundo trimestre. El PP alegó que actualmente la Xunta ya está tomando medidas para garantizar este derecho
  • Apoyo a Cuac FM. La sesión de ayer dio luz verde a una moción para apoyar a la radio comunitaria coruñesa Cuac FM en su objetivo de dotarse de un dominio público radioeléctrico. Solo el PP se abstuvo, aunque rechazó intervenir para justificar su postura
  • 8 de marzo. La Corporación aprobó por unanimidad una moción del BNG por el 8 de marzo, en la que se solicita a la Xunta la puesta en marcha de un Plan Galego de Empleo Femenino
  • Clase obrera gallega. El pleno aprobó también una moción del BNG por el Día de la clase obrera gallega, que se celebra este 10 de marzo. Los nacionalistas solicitaron revertir las últimas reformas laborales del Gobierno. El PSOE se abstuvo y el PP votó en contra
  • Obras Padre Rubinos. La moción del PP en la que se proponía realizar obras en las antiguas instalaciones de Padre Rubinos para acoger a asociaciones sociosanitarias recibió el visto bueno del pleno
  • Tercer sector. El pleno aprobó una moción del PSOE en que se plantea al Gobierno que mantenga el actual modelo de convenios con las asociaciones del conocido como tercer sector
  • Convenios directos. La Corporación, con el voto a favor de PP y PSOE, aprobó una moción instando al Gobierno a realizar una modificación del presupuesto urgente para garantizar los convenios con las entidades sociales de la ciudad

El pleno municipal aprobó ayer dos mociones del PP y PSOE en las que se instaba al Gobierno local a dar marcha atrás y anular su propuesta de adelantar a mayo el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El texto de los socialistas tuvo el respaldo de todos los partidos de la oposición, a diferencia del PP, en el que el BNG se abstuvo.

Con el nuevo calendario fiscal puesto en marcha por el Concello, para este año el IBI podrá abonarse desde el 5 de mayo al 5 de septiembre, mientras que ahora se abonaba en otoño. El proyecto del equipo del alcalde, Xulio Ferreiro, era otro inicialmente, ya que restringía el plazo desde mayo hasta el 5 de julio. El cambio se anunció el 20 de febrero para que los contribuyentes dispusiesen de un "mayor margen para planificar su aportación tributaria al Concello", pero ni aún así logró ganarse a los partidos de la oposición.

El concejal del PP, Roberto Coira, cargó contra el adelanto fiscal al entender que supondrá una "asfixia" a las familias y empresas de la ciudad, que tendrán que pagar a mitad de año un impuesto que ya abonaron en el último trimestre de 2015. "Se dedican a mucha publicidad y propaganda con el Dillo Ti y el escaño ciudadano pero no se les ocurrió preguntar a los vecinos cuál es la mejor forma de pagar sus impuestos", reprochó Coira.

El conservador defendió el anterior calendario fiscal, entre otras razones, porque distancia la fecha en que se abona el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) con el IBI. "Los vecinos planificaban sus vacaciones pensando en que tenían que pagar estos dos impuestos", afirmó.

Una crítica muy similar esbozó el edil del PSOE, José Manuel Dapena, que reprochó al Gobierno haber hecho este adelanto fiscal sin haberlo consensuado con los socialistas en el momento en que ambas formaciones negociaron las nuevas ordenanzas fiscales, en noviembre del pasado año. "Están tomando una decisión unilateral que no genera ningún tipo de alivio fiscal", manifestó Dapena.

Los socialistas también criticaron al Concello por haber hecho el anuncio después de que finalizase el plazo para adherirse al Plan de Pago Personalizado, que permite a los vecinos pagar los impuestos en varios plazos, disfrutando de una bonificación por ello. "Es una medida antisocial, injusta y arbitraria", recriminó. Este aspecto fue uno de los que centró también las críticas de la edil del BNG, Avia Veira, que acusó a la Marea de actuar "sin claridad". "Hubo una falta de previsión o una política mal hecha. Debería rectificar en todo caso", sentenció la nacionalista.

La encargada de salir al paso de estas críticas por parte del Ejecutivo fue la edil de Facenda, Eugenia Vieito, que achacó el adelanto a la necesidad que tiene el Concello de evitar los problemas de tesorería que acostumbra atravesar a mitad del año. Vieito se escudó en los informes de la Tesorería municipal remitidos al equipo entrante en julio de 2015, en los que se aconsejaba un nuevo calendario tributario que evitase que los ingresos por impuestos se concentrasen principalmente al final del ejercicio. "Si este calendario se aplica en ciudades como Lugo, donde gobierna el PSOE, u Ourense, donde gobierna el PP, no entiendo por qué no podría servir para aquí", recriminó Vieito, que acusó al PP de haber tenido conocimiento de esta situación al final del mandato anterior y no haber hecho nada al respecto.

Sobre estos informes del tesorero, el BNG aceptó su existencia pero reprochó que, habiendo tenido acceso a ellos en julio, no se anunciase este adelanto hasta febrero. Los socialistas acusaron al Ejecutivo local de querer mencionar las recomendaciones de la Tesorería e Intervención municipal para "diluir su responsabilidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine