El fiscal pide un mínimo de 6 años de cárcel para los padres por dejar ciego a su bebé

La Fiscalía mantiene su petición de condena de 24 años de cárcel, pero ofrece como alternativa un mínimo de seis n Destacó que el niño nació "sano" y que lo maltrataron

18.03.2016 | 01:28

La Fiscalía solicita al tribunal de la Audiencia Provincial que imponga un mínimo de seis años de cárcel a los padres acusados de maltratar a su bebé, que nació en 2011 y sufrió las agresiones entre mediados de diciembre de ese año y el 3 de enero de 2012. El fiscal subrayó que el pequeño se quedó "ciego y epiléptico" como consecuencia de los golpes que le propinaron los procesados, para cada uno de los cuales demanda una condena máxima de 24 años de prisión por cometer dos delitos de lesiones, uno de los que causan una grave enfermedad y otro de las que provocan la inutilidad de un sentido.

El representante del Ministerio público, no obstante, ofreció ayer al finalizar el juicio la alternativa de que cada uno de los imputados sea sentenciado a seis años de prisión por cometer dos delitos de lesiones por imprudencia grave. Los abogados de los acusados demandaron en sus alegatos finales su absolución.

El fiscal insistió en sus conclusiones en que el niño nació "sano" y que fueron los "daños" sufridos los que le causaron las graves secuelas que sufre. El Ministerio público admitió no poder "concretar" más porque en el juicio "no se ha querido explicar" lo que le pasó al pequeño. En cualquier caso, mantiene que los imputados golpearon y zarandearon a su hijo en dos ocasiones, lo que le provocó, además de la ceguera, numerosas secuelas, entre las que destaca epilepsia y retraso en el desarrollo psicomotor.

La Fiscalía asegura que en la primera agresión de la que tiene constancia los padres del bebé lo golpearon contra "algún objeto o superficie dura", causándole, entre otras lesiones, una fractura en el cráneo, hematomas e infartos hemorrágicos. La ceguera se la provocaron "zarandeándolo con gran fuerza". Así, descartó, basándose en los informes médicos, que se debiese a la convulsiones epilépticas, tal y como alegó la madre del bebé.

En la última sesión de la vista oral, celebrada ayer, también declaró la actual pareja del acusado, con el que tiene una hija de nueve meses. La mujer defendió ante el tribunal que su compañero sentimental es un "padre ejemplar" y negó que realizase movimientos "bruscos" a su hija. Tanto la procesada como su familia acusaron a su expareja, al que denunció por malos tratos, de haberle realizado movimientos "arriesgados" al bebe. "Yo creo realmente que el que le ha hecho daño al niño ha sido él", afirmó el abuelo materno del menor refiriéndose al padre. El hombre descartó que el niño, que está a su cargo, se hubiese "caído" y aseveró que, en su opinión, el ex compañero sentimental de su hija "le hizo daño". Los padres alegaron que el pequeño era sano y alegre y que nunca lo golpearon, si bien los médicos que intervinieron en el juicio explicaron que es probable que recibiera un "golpe importante". Los procesados, que están divorciados, vivían cerca de A Gaiteira cuando ocurrieron los hechos. La Fiscalía demanda que abonen al pequeño una indemnización que no sea inferior a 560.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine