Los perros más veteranos del centro de acogida buscan hogar

Dos de ellos van camino de dos años en la instalación

19.03.2016 | 14:31

Pou, Wendy, Ulises, Tigresa, Tina, Luna, Pelu, Nala y Nock son los nueve animales que llevan más tiempo en las instalaciones. Algunos como Pou y Wendy van camino de los dos años en la instalación.

Pou, aunque no suma más de dos años de vida, el que mejor conoce las instalaciones del Centro de Acogida de Animales de Compañía de A Coruña, señalan desde la concesionaria del complejo, Servigal. El huésped más veterano no tuvo el mejor de los comienzos: fue abandonado la puerta de Bens. Tenía cortes en las orejas y estaba tan delgado que necesitaba de una nutrición pautada y equilibrada. Desde que este cruce de caza entró el 12 de octubre de 2014, hace ya año y medio, no ha hecho más que mejorar. Wendy, llegó solo dos meses después que Pou. Fue en  Navidad. El 28 de diciembre de 2014 los laceros de Servigal la encontraron pasando mucho frío en la zona de A Zapateira y la trasladaron hasta las instalaciones de Bens para que pasase las fiestas acompañada y caliente, a la espera de una familia.

Ulises, un tranquilo mestizo, fue entregado el 13 de marzo de 2015, a los tres años. Tiene el pelo blanco salteado con varias manchas negras en la cabeza y en el cuerpo. Hace unos días que celebró su primer aniversario en el Centro de Acogida de Animales de Compañía de A Coruña y en las instalaciones.
A Tigresa la encontraron en Riazor, justo al lado del estadio. Era el 3 de mayo de 2015. Según recuerdan desde Servigal, el Deportivo había empatado la noche anterior contra el Villarreal. "Estamos seguros de que Tigresa se había acercado para escuchar como el equipo de su ciudad daba un pasito más hacia la permanencia", relatan. Las inseparables Tina y Luna llegaron juntas y permanecen juntas. Cuando fueron encontradas el 4 de mayo de 2015, un día después que Tigresa, no se pensaba que la unión entre estas dos hembras sería tan fuerte. No hay lugar al que vaya Tina sin Luna y "el carácter de ambas cambia si están separadas".

Pelu fue entregado por su propietario. En sus casi tres años de vida pasó de vivir en un piso a esperar pacientemente a que aparezca una nueva familia que le aporte el cariño y la compañía que su anterior propietario no podía darle. Nala llegó con su hermano, que ya tiene familia. Acababa el mes de junio del año pasado cuando, en un punto limpio, fueron encontrados dos jóvenes ejemplares cruce de American Stanford: una hembra y un macho, hermanos. Por último, Nock fue recogido en el muelle. Llegó el 1 de agosto de 2015. Fue recogido por los laceros mientras merodeaba por los alrededores del muelle 12. "Lo cierto es que éste es un caso especial porque Nock es todo amor y confianza", señalan desde Servigal, "nunca se esconde cuando vienen visitantes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine