El Puerto revisa su plan de emergencias por el inicio de la actividad regular en Langosteira

La entidad ve necesario realizar un análisis de los nuevos riesgos e incorporar a sus protocolos unos "criterios mínimos de seguridad", así como normas y recomendaciones para las operadoras

21.03.2016 | 08:56
Naves en el puerto exterior de punta Langosteira.

A la Autoridad Portuaria le toca actualizar sus planes de emergencia. Sobre todo, en lo que al puerto exterior se refiere, ya que el inicio de actividades regulares en sus dársenas y áreas de servicio obligan a realizar un análisis de riesgos y un documento que recoja cómo actuar en caso de eventuales situaciones de emergencia, como podrían ser un incendio o un siniestro derivado de la manipulación de sustancias peligrosas. La Autoridad Portuaria contratará, a través de un procedimiento negociado sin publicidad, a una consultora para diseñar el protocolo de seguridad y elaborar un manual que resuma cómo se debe abordar un momento de riesgo o accidente tanto en las dársenas interiores como en punta Langosteira

La Autoridad Portuaria revisa sus protocolos de actuación en caso de emergencia. Los que están en vigor tienen ya tres años, por lo que toca actualizarlos incorporando las novedades que haya a las dársenas coruñesas. El inicio de la actividad regular en punta Langosteira requiere un apartado específico, por el aumento de las operaciones de carga y descarga que requieren mejora de la seguridad de la macroinfraestructura.

"En el puerto exterior se está empezando a otorgar tanto concesiones y autorizaciones demaniales como autorizaciones de trabajo en la zona de servicio, por lo que es necesaria la redacción de unos criterios mínimos de seguridad", señalan los responsables del Puerto coruñés en el pliego para contratar a una empresa que diseñe los planes de protección.

Estas nuevas concesiones, prosigue la Autoridad Portuaria, deberían estar actualizadas en cuanto a la "autorización y el control sobre la admisión, manipulación y almacenamiento de sustancias peligrosas en la zona de servicio" de Langosteira. También hace falta, reconocen, una lista de exigencias reglamentarias y no reglamentarias de seguridad industrial para la dársena exterior.

La idea es realizar primero un análisis de los posibles riesgos, tanto en la fase de implantación de las empresas como en la fase operativa, "con el fin de mejorar la seguridad en la zona de servicio del puerto de A Coruña y definir unos criterios o recomendaciones a seguir para la planificación de las nuevas instalaciones".

El Puerto coruñés anunció la pasada semana el traslado de la carga y descarga de cuarzo a punta Langosteira, con la segunda operación con este producto de su historia. El embarque con destino a Venezuela fue realizado por Torres Marítima, que fue además la primera compañía en ejecutar operaciones comerciales en los muelles arteixanos, en septiembre de 2012. A esta firma le siguieron otras como Galigrain o Terminales Marítimos de Galicia.

En la licitación para contratar la redacción del plan de emergencia, el Puerto señala que punta Langosteira "albergará esencialmente la actividad granelera". Describen que tiene instalaciones para convertirse en "un puerto hub de hidrocarburos y otros productos energéticos vinculados al petróleo". La Autoridad Portuaria enmarca el plan de protección dentro de su estrategia de captación de nuevos tráficos: "Entre los elementos de esa ventaja diferencial tiene un lugar protagonista la seguridad".

Además de adecuar los documentos de protección del puerto exterior a su incipiente actividad de carga y descarga, la consultora contratada tendrá que actualizar el resto de planes, incluido el del puerto interior. Se hará una evaluación de riesgos analizando la zona de servicio y el entorno del puerto, sus instalaciones, los tráficos actuales y y previsibles, y de los parques almacenes y depósitos, delimitando zonas según actividades y riesgos. Una vez descritos los riesgos, habrá que acompañarlos de un protocolo de actuaciones en caso de siniestro.

El Puerto quiere que del proceso salga también un manual de emergencias que resuma todos los planes de protección y que sea de fácil consulta. Este debería identificar los procedimientos de actuación globales y el papel de cada uno de los actores del puerto si se da una situación de peligro. Según se recoge en el pliego, todos los usuarios de las instalaciones portuarias y el personal de la entidad recibirán formación sobre ello. Los documentos deberán estar integrados la plataforma digital Smartport, que está instalando la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine