Escaño con eco en María Pita

El Gobierno local asegura que la mayoría de las intervenciones de los ciudadanos en los plenos municipales se traducen en actuaciones para resolver los problemas que denuncian

27.03.2016 | 10:40
Sonia Hermida, la primera persona que intervino en el ´escano cidadán´ creado en el pleno municipal.

La posibilidad de que los ciudadanos intervengan en los plenos del Concello fue una de las promesas electorales que Marea Atlántica incluyó en su programa y que se comprometió a poner en práctica de inmediato. Siete meses después de que se celebrase la primera sesión en la que tomó la palabra un vecino, el Gobierno local asegura que la mayoría de las cuestiones planteadas se han traducido en actuaciones para resolver esos problemas, aunque queda a juicio de cada uno de los intervinientes el que la solución aportada sea satisfactoria.

La respuesta ofrecida por el Gobierno local a una pregunta del PSOE sobre el denominado escano cidadán permite hacer un recorrido sobre la trayectoria de esta iniciativa desde su implantación. Sonia Hermida, madre de una niña con discapacidad que había sido excluida de un campamento municipal durante el anterior mandato, fue la primera vecina que habló ante los concejales, a quienes reclamó el pasado 14 de septiembre medidas para evitar otra discriminación de ese tipo. La respuesta ofrecida fue la elaboración de una instrucción a todos los departamentos del Concello con normas contra el trato desigual por razón de género o discapacidad que acaba de ser aprobada.

En ese mismo pleno otra ciudadana reclamó apoyo al pequeño comercio, que el Gobierno local asegura haber realizado mediante las campañas del Samaín y la Navidad, además del plan de dinamización para este año. Esa sesión fue la que contó hasta ahora con un mayor número de intervenciones, ya que también se requirieron bonificaciones en el IBI para las familias numerosas y una reducción del precio del agua, lo que el Ejecutivo municipal considera cumplido mediante las ordenanzas fiscales de este año. Al vecino que expuso la necesidad de más viviendas sociales, se le contestó que se proyecta construirlas en el parque ofimático y que se adecuarán las que ya están disponibles.

Otra de las iniciativas de aquel día fue que se municipalizara la gestión de los polideportivos de la Xunta en la ciudad, a lo que el Concello replicó que el conflicto judicial entre la concesionaria y la administración autonómica impide tomar medidas en este sentido por el momento. La última de las ocho preguntas de ese pleno fue sobre la presencia de músicos gallegos en la Orquesta Sinfónica de Galicia, sobre lo que se respondió que esta formación contribuye a la preparación de los profesionales locales

El presidente de la asociación de vecinos de Monte Alto, Alberte Fernández, fue quien expuso en el pleno de octubre la exigencia de que no se construya en la cantera de Adormideras, aunque se le recordó que hay que esperar a que se resuelvan los pleitos pendientes para tomar una decisión sobre ese lugar.

En esa misma sesión se reclamaron medidas contra los desahucios, que el Gobierno local estima reflejadas en un programa de alojamiento temporal, un servicio de atención inmediata y un protocolo de actuación entre los juzgados y el Concello sobre estos casos. También respondió a un ciudadano que recuperará el plan de limpieza viaria RUA en la segunda mitad de este año y a la intervención sobre la policía de barrio se respondió que el año pasado aumentaron las patrullas con relación a 2014.

En el pleno de noviembre se explicó que la ordenanza de terrazas se aplicará cuando termine la revisión de los expedientes en curso, aunque ya se inspecciona para comprobar si los locales disponen de la licencia necesaria. Al vecino que pidió la exención de deudas para las personas en riesgo de exclusión social se le advirtió de que el cobro de la renta social municipal exigirá estar al corriente del pago de los tributos locales, mientras que al que reclamó que se garantice el descanso nocturno en el Orzán se le informó de que se había incrementado la vigilancia. Al sindicalista de la CIG que se interesó por el personal del servicio de la ORA se le informó de que se está cumpliendo el contrato y la sentencia sobre el mismo del Tribunal Económico Administrativo Municipal.

En diciembre se respondió al presidente del comité de empresa de la Compañía de Tranvías que el Concello no puede imponer la subrogación de la plantilla si en 2024 pierde la concesión, mientras que a la pregunta sobre las obras previstas en el entorno de la plaza de España se contestó que está programado el asfaltado de un nuevo tramo de la calle de la Torre con muchos baches y que se estudia la recuperación del carril bus en la zona.

El pleno de enero no recibió peticiones de ciudadanos para intervenir, lo que suscitó reproches de la oposición, ya que la larga espera para hablar en la sesión desanima a muchas personas. En febrero fueron dos las interpelaciones, una de las cuales reclamaba becas de residencias artísticas para apoyar a los nuevos creados y a la que se respondió que habrá una convocatoria en este sentido antes del verano. Otro ciudadano reclamó apoyo para la Temporada Lírica y el Gobierno local le explicó que negocia con otras administraciones para conseguir fondos, lo que permitirá realizar un programa musical de este tipo en otoño.

En marzo, una vecina reprochó los gastos y molestias que supone a su juicio el cambio de nombre de las calles, a lo que el Ejecutivo municipal le explicó que se trata del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y que además las placas colocadas llevan el nombre antiguo y el nuevo de estas vías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine