La caída de cascotes obliga a los bomberos a intervenir en la antigua sede de Sanidade

30.03.2016 | 00:51
Bomberos y policías municipales, durante su intervención en el edificio de Sanidade.

El desprendimiento de parte de la cornisa del edificio que albergaba la Delegación Provincial de Sanidade obligó ayer a intervenir a los bomberos para retirar los fragmentos que amenazaban con desplomarse, ya que la fachada se encuentra en mal estado. El inmueble se encuentra en desuso desde 2014, en que la consellería decidió trasladar sus oficinas en la ciudad a la sede del Sergas en la calle Durán Loriga.

El anterior Gobierno local expresó su deseo de instalar en este edificio el nuevo cuartel de la Policía Local, para lo que inició una negociación para su cesión con la Consellería de Facenda, de la que depende el patrimonio de la administración autonómica. A principios de 2014 se anunció que la Xunta transferiría el inmueble mediante un convenio que se elaboraría en breve y que aún no ha sido presentado, pero la Consellería de Sanidade informó ayer de que el edificio está incluido en un plan para su patrimonio en el que se pretende dar uso a todas las propiedades que carecen del mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine