Las cuentas del nuevo gobierno del Rectorado

El abono de la extra de 2012 evita un nuevo descenso del presupuesto de la Universidad

El incremento es de solo el 0,11% sobre las cuentas del año pasado, aunque en realidad caen un 2% porque los nuevos fondos se destinan a abonar la parte de la paga retirada a los funcionarios

12.04.2016 | 08:55
Centros del campus universitario de Elviña.

Una cantidad que se introducirá este año de forma excepcional, la parte de la paga extra de 2012 que el Gobierno central retiró a los funcionarios, impedirá que el presupuesto de la Universidad coruñesa caiga un año más, ya que crecerá un exiguo 0,11%. Si no fuera por esa partida, las cuentas caerían un 2% y seguirían la tendencia a la baja que se inició en 2010, solo rota el año pasado por la inclusión de cantidades que se reclamaban a la Xunta y que finalmente no fueron recibidas. Ese error de cálculo obligó al Rectorado a hacer uso de la casi totalidad de sus reservas para hacer frente a la falta de liquidez, por lo que este año solo quedará menos de medio millón de euros para hacer frente a algún gasto no previsto en los presupuestos

El presupuesto de la Universidad para este año, que aún debe ser aprobado por su Consello Social, ascenderá a 116,3 millones de euros, cifra que supone un mínimo crecimiento del 0,11% sobre el del año pasado, según expone el equipo rectoral en el proyecto de cuentas que someterá a aprobación del Consello de Goberno este jueves. Este aumento es posible por el incremento en los gastos de personal, un 3,5%, por la devolución de la parte de la paga extra de navidad de 2012 que queda por abonar a los funcionarios, así como por la promoción interna de los docentes que pertenecen a las categorías de ayudante doctor y contratado doctor.

Estas iniciativas suman tres millones de euros a las cuentas, en las que las retribuciones salariales suponen el 76% y suman 88,3 millones de euros. Pero si se descuenta el dinero destinado a esa extra, el presupuesto desciende un 2%. Esta caída se sumaría a las sufridos por la institución desde 2010, con excepción de 2015 por la inclusión de fondos reclamados a la Xunta que finalmente no fueron abonados.

Destaca la reducción en 2,7 millones de las inversiones, un 22,6% menos que el año pasado, y que se justifica por la conclusión en la primera mitad de este año de las obras del Centro de Investigación Tecnolóxica en Edificación e Enxeñaría Civil (Citeec).

Otro de los incrementos en el gasto, aunque de menor cuantía que el de los salarios, es el de los gastos corrientes, de un 1,93%, que permite alcanzar los 15,2 millones y que se debe al pago de tributos y a las reparaciones de importancia que deben acometerse en edificios universitarios.

También se produce un crecimiento en los ingresos por tasas del 3,1% que hará posible que lleguen a los 15,4 millones de euros y que se debe a la prestación de servicios y los costes indirectos generados por la actividad investigadora y la transferencia tecnológica, aunque los que proceden de las matrículas de los alumnos siguen estables.

La financiación proporcionada por la Xunta a la Universidad coruñesa aumentará este año un 3,06% y supondrá el 73,2% del total de los ingresos, aunque el crecimiento es solo aparente, puesto que se debe a la inclusión en este capítulo de la devolución de la paga extra de 2012, que hace que esta cantidad se sitúe en los 85,2 millones. Los fondos destinados por la administración autonómica para otros fines, incluidos en las transferencias de capital, caerán un 6,36% para quedarse en 14,89 millones, lo que se explica por el final de las obras del Citeec.

Otro dato destacado es que la institución apenas dispondrá este año de recursos para hacer frente a emergencias, puesto que el remanente líquido fue agotado casi en su totalidad durante el año pasado a causa de los problemas sufridos por las arcas universitarias. Hasta 2,7 millones de euros de este fondo se emplearon en 2015 ante la falta de liquidez, que incluso obligó a suspender la adquisición de nuevos compromisos de gasto durante varios meses, lo que hace que para el ejercicio actual se disponga de poco menos de medio millón de euros.

Pero el rectorado pone de relieve la colaboración que le están ofreciendo tanto el Concello coruñés como la Diputación para llevar a cabo iniciativas conjuntas que favorecen a ambas partes, como la organización de congresos o la cesión de parte del colegio Calvo Sotelo para su transformación en residencia de alumnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine