Hace una Década

El nuevo hogar para los autobuses

Fomento desveló en 2006 que la nueva terminal de autocares se situaría en un lateral de la estación del ferrocarril, junto a A Sardiñeira - Diez años después, el proyecto no está ni diseñado

24.04.2016 | 03:27
Zona de la estación del ferrocarril en la que se levantará la nueva terminal de autobuses.

Sigue siendo un proyecto diez años después, pero ya en 2006 se anunció que la nueva estación de autobuses de la ciudad estaría situada entre la terminal del ferrocarril y la avenida de A Sardiñeira. Entonces aún se mantenía la propuesta de instalar un gran centro comercial en este mismo recinto, una idea que la crisis se llevó por delante

El proyecto de estación intermodal era ya antiguo en 2006. El Ministerio de Fomento tenía intención de trasladar a la terminal ferroviaria de San Cristóbal la de los autobuses, pero hasta el momento solo se conocía el proyecto comercial que iba a ponerse en marcha en este enclave con la inmobiliaria Riofisa. Fue en abril de ese año cuando se supo que el ministerio preveía instalar las dársenas para los buses en el espacio situado entre las vías del tren y la avenida de A Sardiñeira, una de las opciones que había planteado el Ayuntamiento, cuya alternativa a esa propuesta era el subsuelo del tendido ferroviario.

Diez años más tarde, la intermodal sigue siendo aún un mero proyecto, sin diseño definitivo, aunque el lugar elegido entonces para ubicar la nueva estación de autobuses ha sido confirmado, pese a los notables cambios introducidos en esta iniciativa desde su puesta en marcha. Y es que del gran centro comercial que Fomento y Riofisa habían diseñado para equipar la estación fue finalmente desechado, al igual que otras grandes propuestas que fueron arrastradas por la crisis que se iniciaría años más tarde.

En 2011, solo unos días antes de las elecciones municipales, el Gobierno central anunció el diseño ganador de la intermodal, elaborado por el arquitecto César Portela e Idom Ingeniería, para el que se calculaba un coste de 182 millones de euros. Pero la posterior llegada a La Moncloa del Partido Popular hizo que esta iniciativa sufriera un severo recorte en sus dimensiones e inversión, lo que obligó a modificar el proyecto ganador.

Hace diez años se proponía la conexión de la nueva estación de autobuses con Alfonso Molina y Lonzas por debajo de las vías del tren, pero un acuerdo reciente entre la Xunta, que construirá esta terminal, y el Concello determina que los buses entrarán y saldrán de la ciudad por las avenidas de A Sardiñeira y Arteixo, lo que obligará a remodelar esa zona y a construir una plaza en la primera de esas vías para que se convierta en el acceso a la estación, además de dos rotondas para permitir la llegada a este punto.

Lo que no ha cambiado en la última década son los fallos en las previsiones sobre este proyecto, cuyo primer anuncio se efectuó en 2002 con la previsión de que se iniciaría en 2005 y que la puesta en servicio se haría en 2008. Pero hubo que esperar a 2011 para que hubiera un diseño inicial de la terminal, momento en el que se informó de que las obras durarían al menos 39 meses, por lo que se mencionó 2015 como fecha probable para su inauguración. La Xunta ha licitado este mes la contratación del proyecto básico y de ejecución de la terminal de buses de A Sardiñeira. El próximo miércoles se reunirán Fomento, Xunta y Concello para concretar cuáles son las competencias de cada administración en este proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine