Procuradores y abogados advierten retrasos y colapsos en el sistema para agilizar la Justicia

Los colegios denuncian que Lexnet, la herramienta que desde enero usan órganos judiciales y despachos para remitirse escritos, tiene capacidad reducida e imprecisiones en las notificaciones

25.04.2016 | 16:31
Una funcionaria, en el archivo de los nuevos juzgados de A Coruña.
Javier Sánchez, Decano Colegio de Procuradores
"Las novedades técnicas y el aumento de usuario provocan paradas y bloqueos en el sistema"

"Todo retraso en las tramitaciones va a ocasionar un retraso en las resoluciones"
Augusto Pérez-Cepeda, Decano Colegio de Abogados
"Nos acostumbraremos a un buen funcionamiento siempre que se aumente su capacidad"

Lexnet, el sistema informático diseñado para agilizar la administración de Justicia mediante el envío telemático de escritos y notificaciones entre juzgados y despachos, es utilizado por los procuradores de A Coruña desde el año pasado y por los abogados, desde el 1 de enero, aunque su funcionamiento no contenta a los profesionales. Critican su lentitud debido a la escasa capacidad del propio sistema, limitado por el aumento de usuarios; los bloqueos operativos; y las imprecisiones en la denominación de los textos, incidencias que ponen en duda las garantías de la herramienta, alertan los colegios de abogados y procuradores. Otros profesionales demandan más equipamientos informáticos y formación para los usuarios, aunque creen que el sistema mejorará

La herramienta tecnológica que debería modernizar y agilizar la administración de Justicia en España decepciona de momento y suscita cierta desconfianza en los abogados y procuradores de A Coruña. El sistema Lexnet, obligatorio por ley desde el pasado 1 de enero, permite introducir por vía telemática y transmitir todo tipo de textos y notificaciones entre los distintos órganos judiciales y los despachos de los profesionales, pero "prácticamente todos los días" genera incidencias técnicas que retrasan la tramitación de los asuntos y ocasionan atascos por la falta de capacidad del propio sistema para absorber toda la documentación.

La lentitud en la comunicación y el colapso de la base de datos provocan a su vez otras anomalías en el canal informático que acentúan la inquietud de los letrados y los procuradores. Algunas son los cambios en la denominación de las notificaciones y la falta de garantías del sistema a la hora de certificar el envío o la recepción de escritos y demandas, alertan sus usuarios.

Los procuradores ya empezaron a remitir escritos en Lexnet el año pasado con aparente normalidad. "Ahora el sistema tiene más funcionalidades porque lo utilizan más profesionales, pero el aumento de uso y la poca experiencia de quienes lo usan suponen más problemas. Las novedades técnicas causan más paradas y las irregulares condiciones de los puntos de conexión crean bloqueos que retrasan la agilidad en el trabajo de los despachos", resume el decano del Colegio de Procuradores coruñés, Javier Sánchez, quien reclama "más precisión" a los órganos en la denominación de las notificaciones.

"El sistema no tiene la capacidad suficiente para almacenar el volumen tan alto de escritos que mueven los juzgados y los despachos, por eso los textos se atascan o llegan con retraso. Pero la digitalización se sigue tropezando además con la falta de medios en los propios juzgados donde no se puede conjugar la lectura de expedientes con la escritura de las resoluciones", radiografía el decano del Colegio de Abogados de A Coruña, Augusto Pérez-Cepeda.

Pese a las críticas a la vía telemática por, entre otras cosas, no haber conseguido reducir el uso del papel sino aumentarlo ni prever las actuales deficiencias, procuradores y abogados creen que los fallos "se irán subsanando". "Nos acostumbraremos a un buen funcionamiento siempre que se aumente su capacidad", comenta Pérez-Cepeda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine