Arquitectos con alta eficiencia energética

Un equipo de la Escuela de Arquitectura gana el concurso nacional de Isover sobre aislamiento y representará a España en la final de Bielorrusia

26.04.2016 | 01:01
Los tres alumnos de Arquitectura premiados, con el profesor Enrique Antelo.

Birch forest (bosque de abedules) es el nombre del proyecto presentado por tres estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña -Tania Fraga Beiroa, Rubén Díaz Fernández y Gabriel Doval Caramés- que el pasado día 15 fue el ganador de la fase nacional del Concurso Internacional Isover Multi-Comfort House, por lo que este equipo, dirigido por el profesor Enrique Antelo, competirá representando a España en la final internacional que se celebrará en Minsk, la capital de Bielorrusia, entre el 25 y el 28 de mayo.

Los alumnos coruñeses recibieron un premio económico de 1.500 euros por ganar la fase nacional, mientras que el equipo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria recibió 1.000 euros por quedar en segundo puesto y la Universidad Politécnica de Cataluña- Escuela del Vallés se llevó los 750 euros correspondientes al tercer clasificado.

Este certamen, que alcanza su novena edición, ha tenido otros dos ganadores nacionales de la escuela coruñesa de Arquitectura desde el año 2012. El objetivo de la iniciativa es aplicar en proyectos concretos los conocimientos adquiridos sobre construcciones de alta eficiencia energética y confort acústico. Pero la competición no tiene solo una vertiente teórica, sino que los alumnos tienen que defender sus proyectos ante un tribunal formado por profesores de las escuelas de arquitectura y miembros de la empresa Isover.

El reto al que se enfrentaron los estudiantes este año era diseñar diferentes tipos de edificios de viviendas sostenibles en el distrito Krasny Dvor, situado en la ciudad bielorrusa de Brest. Para ello tuvieron que plantear un complejo residencial de viviendas con una estructura modular que ocupase una superficie de entre 15 y 20 hectáreas pero que siguiese las directrices de Saint-Gobain Multi-Comfort House, grupo al que pertenece Isover, y que se adaptase a las condiciones climáticas y las características de Brest.

Ahorro y confort

La compañía organizadora del concurso asegura que los proyectos presentados por los alumnos "destacaron por la variabilidad e interés de las diferentes soluciones aplicadas en las unidades residenciales para alcanzar los criterios de ahorro energético y confort acústico", y que a estos aspectos se sumaron otros como la regeneración económica y social de la zona para la que se diseñaron estas propuestas.

El concurso Isover Multi-Comfort House promueve la dedicación de los futuros arquitectos a la búsqueda de soluciones energéticas eficientes para adelantarse a las consecuencias que tendrá para la construcción la normativa europea 2010/31. De acuerdo con esa disposición, los países miembros de la Unión Europea estarán obligados a adoptar las medidas que establezcan unos requisitos mínimos de eficiencia energética con el objetivo de que todos los edificios sean de "consumo de energía casi nulo" a partir del 31 de diciembre de 2018 , mientras que la fecha fijada para las edificaciones de propiedad privada será el 31 de diciembre de 2020.

Isover asegura que los proyectos presentados en su concurso "demuestran que el aislamiento es la herramienta más rentable para reducir el consumo de energía en edificios" y disminuir la emisión de gases asociados al efecto invernadero, ya que la energía utilizada para refrigerar y calentar un edificio puede reducirse hasta un 90% con los sistemas adecuados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine