La Fundación Jove recurre el convenio que convierte Calvo Sotelo en residencia pública

La entidad alega en nombre de la Residencia Rialta, de la que es titular n El acuerdo fue suscrito por Diputación y Universidad para abrir los alojamientos el próximo curso

06.05.2016 | 00:58
Fachada del colegio Calvo Sotelo, en el barrio de Labañou.

La Fundación María José Jove ha presentado un recurso contra el convenio firmado en octubre de 2015 entre la Diputación y la Universidade da Coruña (UDC) por el que la institución provincial cedía parte del colegio Calvo Sotelo para habilitar una residencia pública para estudiantes, la primera en los 25 años de historia de la UDC.

Fuentes de la Fundación señalan que presentan este recurso en nombre de la residencia privada Rialta, de la que es titular, pero no quisieron dar más detalles de los motivos. La Junta de Gobierno de la Diputación provincial votará hoy si la Presidencia se persona en este recurso, interpuesto en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Desde 1994 y hasta el curso pasado, Rialta fue la única residencia concertada que se ofrecía a los matriculados en la UDC. En este año académico 2015/2016, la Universidad sustituyó ese concierto por subvenciones directas para un máximo de 240 estudiantes por importe de 140 euros mensuales, de forma que son los propios alumnos los que escogen la forma de alojamiento que más les convenga.

El anterior rector, Xosé Luís Armesto, achacó el cambio a que el concierto con Rialta "no se ajustaba a las necesidades de los estudiantes", ya que en el anterior ejercicio solo se habían ocupado 95 de las 175 plazas subvencionadas por la Universidad.

Según fuentes del Rectorado, la Fundación emprendió acciones legales contra la UDC tras la anulación de este concierto al entender que debe ser indemnizada por los beneficios que perderá en el futuro como consecuencia de la ausencia de subvenciones. La Universidade no comparte esta postura al entender que se trataba de un convenio de colaboración con una residencia privada que ya existía antes de firmarse el acuerdo y no de una concesión y critica que la Fundación haya cortado todo tipo de colaboración con la institución académica.

De acuerdo con el convenio firmado con la Diputación, la residencia universitaria estará en un ala del Calvo Sotelo y contará con cien plazas repartidas en habitaciones dobles con baño. Ambas instituciones prevén que las plazas se puedan ofertar el próximo curso. En el pasado, el colegio albergaba a 400 internos aunque ahora viven unos 50 jóvenes becados por la Diputación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine