La nueva urbanización de la Marina La demanda de la constructora

Copasa alega que la "presión" para abrir el túnel antes de las elecciones encareció la obra

La empresa exige nueve millones de sobrecoste por errores en el proyecto del Puerto y por los turnos de 24 horas que el ente y el Gobierno local del PP le impusieron para abrir el vial antes de las municipales de 2015

11.05.2016 | 11:48
Trabajos nocturnos de construcción del túnel de la Marina, en una imagen de enero de 2015.

La Autoridad Portuaria se enfrenta desde hace nueve meses a una reclamación de nueve millones de euros por sobrecostes en la construcción del túnel de la Marina. La unión de empresas que ejecutó la obra exige esa cantidad por las "alteraciones" en la obra derivadas de los errores en el proyecto constructivo redactado por el Puerto y de la "presión" a la que, asegura, se vio sometida por el ente público y el anterior Gobierno local para abrir el túnel antes de las elecciones municipales de 2015. Esa presión, exponen, se acrecentó cuando, al iniciar la obra, se comprobó que el cumplimiento de los plazos estaba "en serio peligro" por la necesidad de acometer obras no previstas para desviar las canalizaciones subterráneas.

Copasa y Civis Global alegan que les impusieron turnos de trabajo de 24 horas para mantener los plazos de ejecución y, de este modo, abrir el túnel antes de las municipales de 2015. Ayuntamiento y Puerto pusieron en servicio el vial subterráneo en plena campaña electoral, el 12 de mayo, pero el ente portuario no firmó el acta de recepción total de la obra hasta diciembre, tras diversas ampliaciones del plazo de ejecución que pasó de 13,5 meses iniciales a 23,5.

La reclamación duplica el precio de adjudicación del proyecto, de 10,88 millones de euros. El 81,6%, 8,88 millones, los aporta el Ayuntamiento y el porcentaje restante, dos millones de euros, el Puerto. El único añadido a ese presupuesto lo aprobó el ente portuario el 29 de abril de 2015, con un incremento de 811.702 euros financiado, según ese acuerdo, por el Ayuntamiento.

El consejo de administración del Puerto tratará hoy la solicitud de la unión empresarial liderada por Copasa, nueve meses después de la primera reclamación, de 8,75 millones de euros, y ante la insistencia de las constructoras, que actualizaron su demanda en febrero pasado hasta alcanzar la cantidad final de nueve millones. Las empresas advierten de que acudirán a los tribunales en caso de que el Puerto no atienda su reclamación. El presidente del ente, Enrique Losada, propondrá hoy al consejo de administración desestimar la demanda por considerarla injustificada.

Copasa y Civis Global argumentan que, desde el inicio de los trabajos, se sucedieron "numerosas incidencias" que demostraron la "absoluta inadecuación e insuficiencia" del proyecto constructivo redactado por el Puerto. Estas "alteraciones repercutieron notablemente", según Copasa, en las obras previstas y en el plazo final de ejecución, "con el consiguiente incremento de costes en la ejecución".

Durante toda la ejecución de la obra, según la unión empresarial, Ayuntamiento y Puerto le advirtieron "constantemente" de que las elecciones municipales constituían "un hito relevante en la ejecución del contrato". "Ha estado presente al fijar los turnos nocturnos de trabajo durante 24 horas -detallan Copasa y Civis Global- y marcó las exigencias de premura al contratista pese a las graves incidencias acaecidas en la obra". El anterior Gobierno local, con Carlos Negreira en la Alcaldía, y el Puerto alegaron durante las obras que los turnos de 24 horas buscaban reducir la duración de los trabajos para disminuir las molestias que ocasionaban en la zona y en el tráfico de la ciudad, ya que implicaban también el cierre del túnel de María Pita.

El trabajo día y noche en la Marina, según las empresas, "estaba encaminado al mantenimiento de unos plazos de obra que no tenían en cuenta las circunstancias reales sucedidas". Según Copasa y Civis Global, "en todas las reuniones mantenidas respecto a los sobrecostes derivados de los trabajos nocturnos, la Autoridad Portuaria pretendió imputarlos a las directrices recibidas desde el Ayuntamiento" con el Gobierno local del PP.

Las empresas ponen como ejemplo de "incidencias" que el subsuelo presentó características diferentes a las previstas inicialmente en la documentación facilitada por el Puerto y la existencia de canalizaciones de servicios no recogidas en ese proyecto pese a discurrir por terrenos portuarios. "En una actuación previa a la licitación razonablemente diligente, la Autoridad Portuaria debería haberlos documentado perfectamente toda vez que es la responsable del espacio donde se ubica la obra", advierten.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine