Dos acusados aceptan 10 y 11 años de cárcel por asaltar a punta de pistola cinco gasolineras

La Fiscalía reclamaba que fuesen sentenciados a 22 y 20 años de prisión - Uno de los imputados participó en la oleada de atracos a los pocos días de salir de la cárcel

26.05.2016 | 02:03

Los dos hombres que se sentaron ayer en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña reconocieron haber asaltado a punta de pistola cinco gasolineras y un supermercado en 2015. Uno de los procesados participó en el primer atraco a los pocos días de salir de prisión, donde cumplió condena por cometer hechos similares en Vigo. El imputado admitió los hechos y aceptó ser condenado a 11 años y ocho meses de cárcel, tal y como acordaron su abogado, José Ramón Sierra, y la Fiscalía antes del juicio.

La acusación pública accedió a rebajar su petición inicial de pena -22 años y medio de prisión-, por lo que la vista oral no se celebró y el magistrado dictó sentencia oral en la sala. Su compañero, que carecía de antecedentes y se enfrentaba a 20 años de cárcel, también se declaró culpable y se mostró conforme con que el juez le impusiese 10 años de prisión.

Ambos admitieron ante el titular de Penal 2 ser los autores de una oleada de seis asaltos a mano armada -un supermercado y cinco gasolineras- en el área metropolitana de A Coruña en menos de 15 días, entre el 5 y el 14 de febrero de 2015. De "mutuo acuerdo y con la intención de obtener un beneficio patrimonial ilícito" se presentaron en el 5 de febrero del año pasado en la estación de servicio situada en San Pedro de Nós (Oleiros) armados y con sus rostros cubiertos con pasamontañas. El empleado de la estación de servicio, atemorizado, les entregó 850 euros. Al día siguiente, sobre las 22.50 horas, utilizaron el mismo modus operandi para sustraer 620 euros de una gasolinera de Teixeiro. El día 11 del mismo mes, se dirigieron a la gasolinera de A Telva (Cambre). El trabajador del negocio, sin embargo, sospechó de su actitud, ante lo que cerró la puerta con llave. Uno de los detenidos intentó abrirla, pero como no lo consiguió, se dieron a la fuga en un coche con las placas de matrícula alteradas para evitar ser localizados.

Los dos arrestados cometieron el siguiente golpe cuando no habían pasado ni 24 horas. Así, se dirigieron a una estación de servicio cercana a A Coruña con sus rostros cubiertos y abordaron en la zona de surtidores a una empleada, a quien amenazaron con un arma. La mujer, tras ser intimidada, entró en el establecimiento y les entregó 600 euros. Los condenados también intentaron robar en un supermercado del polígono de Iñás ataviados con pasamontañas y armados. Al no haber dinero en las cajas, decidieron ir a las oficinas del negocio, pero uno de ellos, sin querer, activó la alarma de emergencia, lo que les obligó a huir sin el botín.

La Guardia Civil los arrestó a los pocos días en Oleiros. Los agentes interceptaron en el vehículo en el que viajaban guantes, gorros, pasamontañas y prendas de abrigo utilizadas en la comisión de los distintos robos. Algunas estaban ocultas en el habitáculo del motor del turismo. El juez tuvo en cuenta la agravante de uso de disfraz porque se taparon los rostros para cometer todos los asaltos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine