Zona para volar sin sobresaltos

Los compañeros de deporte del parapentista fallecido, muy afectados, lo describen como experimentado y profesional - Señalan que el vuelo entre el monte y la Torre es habitual

28.05.2016 | 12:20
Miembros de los equipos de emergencia intentan reanimar al deportista en la playa del Matadero.

El mundo del parapente y los deportes aéreos en A Coruña se vistió ayer el luto por su compañero, el veterano Avelino V.G., que falleció en el hospital tras precipitarse a las aguas de la ensenada del Orzán en un vuelo que inició en el monte de San Pedro. Este vecino de Monte Alto realizaba un vuelo de transición entre el mirador coruñés y la Torre de Hércules, un recorrido circular habitual en los parapentistas de la ciudad cuando el día amanece apropiado para hacerlo.

Los parapentistas coruñeses se declaraban ayer profundamente afectados por el fallecimiento de este compañero de 57 años, un veterano "que seguro que realizó este vuelo cuatrocientas veces más". Todos se conocen, especialmente en la zona norte de Galicia, y describen a la víctima del siniestro como un veterano experimentado y buen profesional y nada temerario. El presidente de la Federación Gallega de Deportes Aéreos, Víctor Maiztegui, con sede en Ferrol, describe la zona del siniestro como propicia para volar sin sobresaltos, con "vientos laminares" y sin sobre excesos ni bajadas, con vientos rotativos sin "cambios bruscos".

La competencia de la investigación es de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que practican en este momento las indagaciones forenses y testificales necesarias para tratar de reconstruir qué pasó para que el deportista acabase en el agua. Fuentes de la Delegación del Gobierno informan de que la Policía Nacional investiga cómo se originó el siniestro, si con un golpe de viento, con una indisposición del deportista cuando volaba o por un fallo técnico o humano. Un testigo, indican otras fuentes próximas a la investigación, relató que había visto caer al parapentista de forma rápida sobre el agua.

Los hechos ocurrieron en la tarde de ayer a cien metros de la Casa de los Peces. Servicios de Salvamento Marítimo, con el Helimer 401, y el equipo de rescate acuático de los bomberos trasladaron a la víctima, en parada cardiorrespiratoria, desde la ensenada hasta la playa del Matadero donde le practicaron maniobras de reanimación durante más de media hora. Fue llevado al hospital por la ambulancia del 061 desplazada hasta el paseo marítimo. Finalmente, a primera hora de la madrugada, los médicos certificaban el fallecimiento del parapentista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine