SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

"Aún no me creo que vaya a tener a mi niño"

"Lo pasé muy mal, pero ahora estoy contenta y feliz, solo quiero es tranquilidad", cuenta la madre que ha logrado la custodia de su hijo tras más de dos años de batalla judicial

31.05.2016 | 13:19

"Después de más de dos años de pelear aún no me creo que vaya a tener a mi niño conmigo. Lo estoy asimilando", comenta entusiasmada la madre a la que el Supremo concedió la custodia de su hijo de 7 años porque su exmarido es una persona "abusiva y dominante" que le falta continuamente al respeto. "Lo único que queremos es tranquilidad, poder tener una vida normal", cuenta la mujer, que prefiere permanecer en el anonimato y no recordar los episodios de acoso a los que la sometió su exesposo, del que decidió separarse en 2013, seis años después de casarse, cuando su hijo tenía 4 años. "No quiero volver a contarlo, tendré que hacerlo en el juicio que hay pendiente, pero no me apetece recordarlo", asegura, al tiempo que reconoce que llegó a perder la esperanza de tener la custodia de su hijo.

Antes de que el Tribunal Supremo le diese la razón, un juez y un tribunal fallaron que debía ser compartida. "Lo llevé muy mal porque que te estén diciendo en la sentencia que la persona con la que estabas es abusiva y dominante, que no es buena persona, pero que el niño tiene que estar con ella... Es muy contradictorio", explica, al tiempo que da las gracias a su familia y a sus abogados por haberla ayudado y animado a luchar en los momentos más difíciles. "Llegó un momento en el que pensé que no iba a haber Justicia", admite. "Menos mal que alguien miró ahora por el bien del niño, para que tenga una vida normal. El niño me decía que era un rollo estar cada semana con uno, que por qué era así y se lo explicaba como podía. Los niños necesitan estabilidad, una rutina, tranquilidad", señala.

Aunque la sentencia del Tribunal Supremo que le concede la custodia es firme y contra ella no cabe recurso, hasta que el juzgado de Primera Instancia la ejecute, el pequeño deberá seguir cambiando de casa cada semana. "Lo pasé muy mal, pero ahora estoy contenta y muy feliz. De momento hay que seguir con la custodia compartida, no sé el tiempo que tardará el juzgado en ejecutar la sentencia, espero que sea el mínimo posible", indica, mientras cuenta que esta semana el niño está con ella. A las madres que estén en su situación les recomienda "buscar apoyos, hacerle caso a los abogados y tener mucha paciencia porque se pasa muy mal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine