Los vecinos de Bens denuncian que una manada de caballos les destroza las cosechas

Los afectados exigen al Ayuntamiento que se haga cargo de los animales, que se escapan de las fincas en las que los tiene su dueño en búsqueda de agua y comida

01.06.2016 | 11:13
Caballos sueltos en una finca en la zona de Bens.

"Comen de todo, lechuga, berza, repollos, hasta patatas, escarban y se las comen. La gente planta para ellos", explica el presidente de los vecinos de Bens, Antonio Conde, quien denuncia que los residentes en la zona sufren desde hace dos años el destrozo de sus cosechas. Los caballos de un vecino de A Coruña que no reside en el núcleo rural, según cuentan, se sueltan porque no tienen agua ni comida. Los animales van a las fincas y comen todo lo que está a su alcance. El Concello responde que solo puede actuar si los equinos invaden la vía pública, algo que también hacen, aseguran los vecinos

Los vecinos de Bens están "desesperados" desde hace dos años porque un grupo de "entre ocho y diez caballos" destroza sus cosechas. "Comen de todo, lechuga, berza, repollos, maíz, hasta las patatas, escarban y se las comen. La gente planta para ellos", asegura el presidente de los residentes en el núcleo de viviendas de la zona, Antonio Conde. Además, denuncia que a menudo invaden la carretera, lo que pone en riesgo la seguridad de los conductores.

El representante vecinal, exige al Concello que se haga cargo de los animales. "Una vez que están sueltos de las picas clavadas al suelo, es al Ayuntamiento al que le corresponde llevárselos y tomar medidas. A comienzos del año la edil de Medio Ambiente me dijo que solucionarían el problema, pero seguimos esperando", subraya.

Los vecinos sospechan que los caballos se sueltan e invaden las fincas en busca de comida. Acusan al dueño, que no reside en Bens, de despreocuparse por completo de los animales. "Es imposible hablar con él. No nos hace ni caso. Le ponen multas, las paga y sigue igual", señala Conde, quien recalca que sufren "el problema" desde hace dos años. Aunque asegura que ven a los caballos "todos los días", tan solo alertan a la Policía Local cuando están en la carretera, algo que sucede al menos una vez por semana. Los vecinos también se quejan de que el propietario tiene permiso para tener "cuatro o cinco" caballos, pero lo acusan de "ocupar" otras fincas cercanas. "Llegó a tener treinta, pero ahora debe tener unos quince", calculan.

"No están alimentados ni tienen agua. Eso sí, están gordos porque comen lo de los demás", señala el presidente de la asociación de vecinos de Bens, quien exige al Concello que actúe. "El año pasado en la mitad de las fincas no se pudo recoger el maíz porque se lo comieron todo. Así no podemos seguir", resalta Conde. El Concello está al corriente de los trastornos causados por los caballos sueltos en la zona. A su dueño le abrió más de un expediente y a la Xunta le remitió la acumulación de denuncias e informes de la Policía Local. Pero matizan fuentes municipales que mientras los animales no invadan la vía pública no tiene competencias para tomar medidas. En caso contrario, sí puede enviar patrullas del 092 y volver a expedientar al responsable de los equinos, pero no aclara si le corresponde hacerse cargo de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine