El rector justifica que el cierre por radón de una sala de Informática es "preventivo"

Explica que los altos niveles de gas se detectaron dentro de un programa de análisis por todos los campus - El personal demanda convocar la Comisión de Seguridade

04.06.2016 | 13:33
El rector coruñés.

El rector de la Universidade da Coruña (UDC), Julio Abalde, vincula el desalojo de una sala de la facultad de Informática, en Elviña con una "medida preventiva" dentro del análisis "sistemático" que el Rectorado está realizando en los campus coruñeses. El presidente de la Xunta de Persoal de la plantilla de administración y servicios demanda información y cree que la situación requiere convocar a la Comisión de Sanidade e Seguridade.

Los responsables universitarios desplazaron a una serie de trabajadores de Informática tras registrarse, durante una de dichas mediciones, altos niveles de gas radón, como adelantó este periódico. Se trata, según describió Julio Abalde, del Centro de Cálculo, una "sala cerrada", a la que solo pueden acceder trabajadores de la institución académica, y no el alumnado.

Abalde señaló que la detección "forma parte de un plan de la UDC de ir analizando todos los centros", un "proceso sistemático" que, asegura, ya ha pasado por la mayoría de edificios de A Zapateira y Elviña, además de Ferrol. El programa obedece a que "Galicia tiene una alta incidencia en los niveles de radón", según señaló el máximo responsable del Gobierno universitario a preguntas de los periodistas, antes de la inauguración de unas jornadas en la facultad de Economía y Empresa.

Los trabajadores se han trasladado a otras dependencias mientras se realizan una serie de trabajos para acondicionar el espacio clausurado que permitan reducir el gas. En tres meses se volverán a realizar mediciones en el lugar. "Si los niveles son aceptables, volverán los trabajadores", manifestó.

El presidente de la Xunta de Persoal de la plantilla de administración y servicios (PAS), Xosé Portela, relata que no es la primera vez que se toman medidas similares, como ocurrió en la Casa del Francés. Bajo las facultades hay roca granítica y, señala, realmente hay radiaciones en todos los centros. Por eso pide "habilitar medios para que los efectos no sean dañinos".

El departamento de Prevención de Riesgos Laborales convocó a los empleados afectados por este último caso a una reunión informativa el viernes, día 27. En el Consello de Goberno del 31, Portela intervino para solicitar al Rectorado la convocatoria de la Comisión de Saúde e Seguridade. "Ahí hay servidores y hay trabajadores que tienen que acceder a la sala", indica Portela, que relata que les contestaron que se está aplicando el "protocolo".

Demandan, principalmente, información. "En este y en otros casos parece que siempre vamos detrás de las circunstancias", advierte. Señala que, aunque se haga lo que se haga, el radón va a estar ahí por las condiciones del suelo en el que se asienta, sí que hay que facilitar la "aireación mecánica" en los casos en los que no pueda ser natural. El Laboratorio de Radioactividad Ambiental efectuó sus primeras mediciones en 2016 en Elviña, concretamente en el edificio de Sociología y Ciencias de la Comunicación. Las mediciones seguirán en este campus, el de A Zapateira y en las sedes de Esteiro y Serantes (Ferrol).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine