Condenado un extrabajador del Club del Mar por grabar a sus compañeras desnudas

Colocó en el vestuario de las trabajadoras una toalla con un bolsillo al que le hizo un agujero en el que dejó un teléfono móvil para obtener imágenes de las duchas

08.06.2016 | 11:22

Un exempleado del Club del Mar ha sido condenado por grabar a sus compañeras desnudas en los vestuarios de las instalaciones cuando trabajaba en ellas. El procesado, que reconoció su culpabilidad ante el juez de Penal 1 de A Coruña, aceptó ser sentenciado por cometer un delito de descubrimiento y revelación de secretos a un año de cárcel, al pago de una multa de 1.080 euros y al abono de una indemnización a una de las víctimas de 4.000 euros por el daño moral que le causó. El imputado, que tiene 66 años, no ingresará en la cárcel, ya que el magistrado decretó la suspensión de la pena durante cuatro años con la condición de que no vuelva a delinquir. En caso contrario, cumplirá la condena.

El 31 de diciembre de 2014 sobre las 11.50 horas, el sospechoso colocó una toalla con un bolsillo al que le hizo un agujero en el vestuario reservado a trabajadoras del Club del Mar. Dentro, introdujo su teléfono móvil para grabar a sus compañeras mientras se duchaban. Minutos después, el terminal captó las imágenes que pretendía el procesado cuando dos víctimas accedieron a los vestuarios. Una de ellas, tras realizarse la grabación, descubrió el teléfono móvil y denunció los hechos ante la policía. Los agentes decomisaron el terminal y detuvieron al sospechoso, quien reconoció haberlo colocado en el bolsillo de la toalla. La entidad deportiva situada en San Amaro lo despidió ese mismo día. Al día siguiente, fue puesto en libertad provisional tras prestar declaración en sede judicial.

El representante del Ministerio público reclamaba en su escrito de calificación que el acusado fuese condenado a dos años y tres meses de prisión y al pago de una multa de 3.000 euros. La Fiscalía, sin embargo, llegó a un acuerdo con la defensa del extrabajador del Club del Mar antes del juicio, al igual que el abogado de la víctima que ejerció la acusación particular, por lo que la vista oral no se celebró, el sospechoso aceptó la condena y el juez dictó sentencia oral en la sala. Contra el fallo no cabe recurso, ya que fue dictado bajo la conformidad de todas las partes implicadas en el proceso judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine