La Federación de Peñas del Deportivo exige al Concello "celeridad" para reparar el estadio de Riazor

Reclama un acuerdo con la constructora, que considera que las obras en algunas zonas del estadio son inviables

19.06.2016 | 14:26
Obras de reparación de la cubierta de Riazor en abril.

La Federación de Peñas del Deportivo reclama al Gobierno municipal "celeridad" para poner fin a las diferencias con la constructora Dragados e iniciar las obras de reforma del estadio de Riazor "cuanto antes". Así lo señaló ayer la secretaria de la Federación, Noelia Díaz, que denuncia el mal estado en que se encuentran las cubiertas del campo, que en días de lluvia derivan en molestas goteras.

El contrato de reforma fue adjudicado por el Concello en la primavera de 2015 y, sin embargo, los trabajos aún no arrancaron. ¿El motivo? Dragados considera, tras realizar una auditoría previa que finalizó en noviembre, que hay zonas en las que el proyecto va a ser más complejo de lo diseñado inicialmente y, por tanto, de mayor coste. El Concello, con dudas, abrió un expediente para aclarar estos "resultados dispares" sobre la viabilidad del plan inicial, con peritos independientes, antes de aceptar un presupuesto mayor o que genere problemas con la constructora. Actualmente, el área de Deportes ha recurrido a la asesoría legal municipal para analizar cómo resuelven este conflicto, dada la "complejidad jurídica" del problema.

El proyecto de reforma se remonta a diciembre de 2013. En él se alerta de la importante corrosión de la estructura, afectada por el óxido dada su proximidad al mar. El contrato salió a concurso en julio de 2014 y quedó adjudicado en abril, antes del cambio de gobierno que llevó a la Marea Atlántica a la Alcaldía. Lo ganó Dragados, que se comprometía a rebajar de 2,9 a 2,6 millones de euros el presupuesto de la licitación. La duración prevista de la obra es de dos años.

Según explicó esta semana el Gobierno local al Bloque Nacionalista Galego en respuesta a una pregunta escrita, en su oferta, la contratista incluyó una auditoría previa "para conocer al detalle su estado y en función de eso concretar la planificación de los trabajos". Este informe de la constructora se finalizó en noviembre de 2015. Ese mismo mes, el Ejecutivo local anunció que mantendría ya reuniones para definir el calendario de ejecución, que considera de gran dificultad técnica. Sin excesiva demora, preveía iniciar la rehabilitación por las gradas de Pabellón y Maratón. Sin embargo, continúa en su respuesta a los nacionalistas, los resultados de la auditoría fueron "dispares sobre la viabilidad de la ejecución de la obra".

Según pudo saber este periódico, el estudio de Dragados concluye que el proyecto se adecua a la realidad en cuanto a la reparación de algunas gradas pero no a la de otras, donde la adjudicataria ve problemas para ejecutar el plan tal y como estaba diseñado y con el mismo presupuesto.

La Federación de Peñas no descarta celebrar en los próximos meses un encuentro con el alcalde, Xulio Ferreiro, para, además de abordar la situación del contrato con Dragados, discutir la posible cesión de un local municipal para la Federación de Peñas. Actualmente cuentan con un bajo del estadio de Riazor, al que aseguran que, para acceder, es necesario abrir toda la instalación deportiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine