Mar de fondo en María Pita

Marea y PSOE difieren en la interpretación de los resultados electores a nivel local - Los socialistas celebran haber recortado distancias pese a mantenerse como tercera fuerza

30.06.2016 | 09:57
Mar de fondo en María Pita

Los vientos generados en las urnas el pasado domingo, con la victoria del PP y lo que pueda pasar en Madrid para formar o no Gobierno, tienen su resaca en el Concello. Cuando hay mar de fondo, desde la arena de la playa apenas se perciben los cambios, todo parece que sigue igual que el día anterior, quizá un poco más revuelto, pero nada a lo que dar mayor importancia. Sin embargo, y los marineros lo saben bien, bajo esa aparente tranquilidad que se ve desde tierra firme, se esconden olas generadas lejos, muy lejos, y que complican la faena a cualquier embarcación que se encuentre en alta mar. Algo semejante pasa ahora en María Pita.

El pasado domingo, el PSOE vio cómo se detenía su sangría de votos, cómo la herida de los apoyos empezaba a coagular y leyó los datos en clave local. "Entendemos que esta recuperación de votos y porcentaje es un refrendo de los coruñeses al papel desarrollado por el PSOE en este año en María Pita", decía la formación socialista en una nota enviada a los medios de comunicación. Sigue siendo la tercera fuerza en la ciudad, pero rompe la barrera de los 31.000 votos, cuando a duras penas había quebrado la de los 28.000 en diciembre.

La fuga de apoyos afectó en esta segunda vuelta a En Marea, que bajó a los 37.446 votos, cuando tan solo seis meses atrás había recabado 44.241 papeletas en su cuenta. El alcalde, Xulio Ferreiro, que si bien no es miembro de En Marea sí que se sumó a su campaña y también a la de Unidos Podemos, participando, incluso, en el mitin de cierre de campaña de la formación en Madrid, considera que los resultados no tienen una lectura en clave local. "El papel que tiene el PSOE en el pleno sigue siendo el mismo, importante, evidentemente, pero no cambia nada, hay que llegar a acuerdos y entenderse", explicó el regidor municipal.

El mar de fondo se deja notar ya y las olas golpean el quicio de la puerta del salón de plenos. El PSOE ha anunciado que no apoyará a Marea Atlántica en su propuesta de revisión de la ordenanza de precios públicos en lo que afecta al centro de empresas del Papagayo. Y pone como condición para conseguir su sí, que se convoque "con urgencia" una mesa de negociación tres bandas en la que estén sentados representantes del sector empresarial. No es la primera vez que el PSOE le da calabazas a Marea, las más sonadas fueron las de la modificación del presupuesto que fue hasta cinco veces al pleno; después, vinieron las de la negociación de los presupuestos de 2016, que no vieron la luz verde hasta el mes pasado, con enmiendas pactadas entre PSOE y PP.

En el podio electoral reina el PP desde el domingo con 51.117 votos. Revalidó su título, ya que también había ganado en diciembre cuando obtuvo 44.720 apoyos. En mayo, sin embargo, su victoria se resolvió en los juzgados, con el ojo de halcón de las reclamaciones ante la Junta Electoral y con una treintena de votos más en su cuenta que en la de Marea Atlántica.

Tras la cita con las urnas, llegan los pactos, la correlación de fuerzas y la división de poderes en Madrid, por lo que el mar de fondo puede llegar, de nuevo, a María Pita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine