El saco sin fondo de San Pedro

El Ayuntamiento revisa las cuentas del ascensor y el mirador del monte de San Pedro, cuyas pérdidas le han obligado a desembolsar 2,38 millones de euros entre 2007 y 2013

05.07.2016 | 14:56
El ascensor del monte de San Pedro, parado por una avería en uno de sus primeros meses de funcionamiento.

Los datos

  • El aparcamiento. Fue construido a finales de los años noventa sobre un antiguo descampado y cuenta con 418 plazas, de las que 340 se explotan en régimen de alquiler
  • La deuda. La titular de la concesión, la promotora coruñesa Cupabi, debe 1,1 millones de euros al Banco Sabadell, que reclamó en los juzgados el cobro de esta cantidad
  • La subasta. La concesión ha sido valorada en 3,9 millones de euros, ya que quien se haga con ella podrá explotarla hasta el final del periodo fijado en los noventa, que es de cincuenta años
  • Precedentes. En A Coruña no existen datos sobre subastas de concesiones de aparcamientos, aunque en Vigo los juzgados sacaron a puja dos ‘parkings’ de propiedad municipal

El ascensor y el mirador del monte de San Pedro se convirtieron desde que se pulsó el botón de funcionamiento en un saco sin fondo para el Ayuntamiento de A Coruña. El contrato firmado por el Gobierno local de Francisco Vázquez en 2005 condena a la Administración local a asumir las pérdidas del mirador, de entrada gratuita y sin posibilidad de generar ingresos, y del ascensor, en el que los tres euros de entrada no compensan la caída continua de pasajeros. El déficit de los siete primeros años, entre 2007 y 2013, le ha costado al Ayuntamiento 2,38 millones de euros, una media de 340.720 euros cada ejercicio.

Hasta 2012, el Ayuntamiento aprobó sin objeciones las liquidaciones presentadas por la empresa, sin poner reparos al déficit que le llegaba calculado por la concesionaria, Miramar de San Pedro. Lo hizo el Gobierno del PSOE y BNG con las cuentas de 2007, 2008, 2009 y 2010, y el del PP, con las de 2011 y 2012. Pero los populares pusieron la lupa sobre el contrato en 2013 y reclamaron documentación adicional a la concesionaria para comprobar sus gastos al desconfiar de las cuentas. Esta revisión económica la ha concluido el actual Ejecutivo municipal, de Marea Atlántica, con una rebaja de las pretensiones de la empresa, que ha terminado por acatar, aunque con protestas, que la compensación que reciba por las pérdidas sea de 201.809 euros, menos de la mitad de los 409.810 que reclamaba.

Este expediente arroja luz sobre la contabilidad del elevador y el mirador, en el que el Ayuntamiento aprecia anomalías contables, excesos de facturación por limpieza y vigilancia, y gastos desproporcionados que le han llevado a reclamar a la empresa la devolución de los 1,08 millones percibidos por las pérdidas de 2010 a 2012 para determinar si estuvieron justificadas. Miramar de San Pedro niega las irregularidades, defiende sus balances y atribuye "excesivo celo fiscalizador" al Ayuntamiento.

¿Cuándo arrancó la investigación del Ayuntamiento? El área de Medio Ambiente propuso en abril de 2014 aprobar las cuentas de explotación del ascensor y el elevador en 2013 presentadas por la concesionaria, y abonarle 409.810 euros por el déficit. Por primera vez, un Gobierno local, sin embargo, no ratificó sin más la propuesta de Medio Ambiente. A iniciativa de la entonces concejala de Hacienda y Administración Pública, Rosa Gallego, actual portavoz municipal del PP, paralizó el pago y requirió a la empresa documentación que justificase las nóminas, las horas de trabajo y las cotizaciones sociales de los trabajadores del servicio para comprobar si los datos de la empresa eran ciertos. La solicitud de documentación se extendió a los años 2010, 2011 y 2012, ya abonados por el Ayuntamiento.

¿Cómo respondió la empresa? La concesionaria aportó documentación con la que consideraba justificados los gastos y reclamó, en diferentes ocasiones, el abono de los 409.810 euros, con advertencias de que cerraría el ascensor y el mirador si no cobraba, amenazas que no ha llegado a materializar. Según su máximo responsable, Juan Antonio Roade, el Ayuntamiento ha rechazado sus peticiones para abandonar la concesión.

Los excesos detectados por el Ayuntamiento. El cruce de requerimientos y documentación se mantuvo año y medio, sin acuerdo. En abril de 2015, Rosa Gallego remitió a Medio Ambiente un escrito en el que advertía de desfases en las cuentas. Miramar de San Pedro, según exponía, había declarado ante el Ayuntamiento el pago de 202.457 euros a la empresa de limpieza Rúa Real Coruña. La Administración municipal acudió al registro mercantil y comprobó que la cifra de negocio total declarada por esta empresa en 2013 fue de solo 182.235 euros, inferior a lo que Miramar dijo haberle pagado.

Desfases en el pago de horas de trabajo. El Ayuntamiento censuró que la empresa determinase un precio por hora de trabajo de vigilancia y limpieza "sin ningún tipo de fundamento". A los 18 euros por hora en vigilancia facturados por la empresa el Ayuntamiento contrapuso los 12-13 que pagaba por estos servicios en dependencias municipales; a los 19,5 de limpieza, los 11-13 contratados por el Ayuntamiento por conceptos similares. "El precio por hora de los servicios de vigilancia y de limpieza no se ajusta a mercado", concluyó el pasado diciembre el área de Medio Ambiente.

Ocho horas diarias de limpieza durante 350 jornadas. El área de Medio Ambiente, ya con el Gobierno de Marea Atlántica, advierte de que "no quedan suficientemente acreditadas" las horas de limpieza declaradas por la concesionaria en el ascensor y el mirador. "Es preciso una justificación suficiente con relación a la necesidad de dedicar ocho horas de limpieza diarias, 350 días al año, en las instalaciones del elevador y del mirador".

Revisión de las cuentas. El Ayuntamiento ordenó en febrero de este año a la concesionaria que confeccionara unas nuevas cuentas económicas de 2013 de acuerdo a los criterios de precios y horarios. En ellas, Miramar de San Pedro redujo el precio por hora de limpieza de 19,5 euros a 12,93 y las ocho horas de trabajo diarias a solo dos. En el caso de la vigilancia, el coste facturado por la empresa cayó de 18 euros a 14,5. Las nuevas cuentas llegan tres años después de efectuar el servicio.

La reducción del déficit a la mitad. Con los nuevos criterios de contabilidad, el déficit presentado por la empresa por el ascensor y el mirador cae de los 409.810 euros que demandó inicialmente a los 201.809 que el Ayuntamiento acordó el pasado jueves abonarle. La empresa también recondujo su balance de 2014 por el sendero que le ha marcado el Ayuntamiento, que no ha ratificado todavía el pago de ese déficit.

Devolución de las compensaciones de 2010 a 2012. El proceso abierto hace tres años ha llevado al Ayuntamiento a desconfiar también de que las compensaciones que ya abonó a la concesionaria estuvieran plenamente justificadas, por lo que ha iniciado un procedimiento de reintegro de los pagos que le hizo entre 2010 y 2012, en total 1,08 millones de euros, ante la negativa de la empresa a aportar la documentación. La compañía alega que "no procede repetir la documentación presentada en su día ni aportar otra nueva" al tratarse de "actos firmes". El Ayuntamiento quiere comprobar si Miramar de San Pedro tiene derecho a las cantidades recibidas o si debe renunciar a parte o a todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine