El Concello reclama a Fomento que compense en la intermodal los terrenos que ocupó en Vío

El organismo ferroviario utilizó 25.000 metros cuadrados municipales para ampliar las vías del tren junto a Pocomaco - Exige al Concello cinco millones por instalar la terminal de buses en San Cristóbal

12.07.2016 | 16:26
Terrenos de Vío ocupados en 2007 por Adif para la ampliación del tendido ferroviario.

Los datos

  • Las vías. Adif ejecutó los accesos a la ciudad para la red de alta velocidad de Galicia y precisó ampliar las vías en el lugar de Vío, para lo que utilizó 25.000 metros cuadrados de terreno que pertenecen al Ayuntamiento sin pagar nada a cambio ni acordar una compensación
  • La intermodal. El organismo ferroviario reclama al Concello el pago de 5 millones por utilizar parte de la estación de San Cristóbal para construir la nueva terminal de autobuses
  • Las mercancías. Otros 47.000 metros cuadrados de Vío están reservados para construir la nueva estación de mercancías coruñesa, que sustituirá a la existente en San Diego por el traslado del puerto

Los 25.000 metros cuadrados de propiedad municipal que Adif empleó en 2007 para instalar las vías de alta velocidad en Vío podrían ser la moneda de cambio que sirva al Ayuntamiento para reducir la factura que le supondrá la construcción de la nueva terminal de autobuses en la intermodal. El organismo ferroviario dependiente de Fomento exige al Concello cinco millones de euros por la parte de la estación del ferrocarril en la que se instalarán los buses, pero todavía no ha abonado ninguna cantidad por los terrenos de Vío ni ha acordado con los responsables municipales una compensación por utilizarlos. Esta situación abre una puerta para utilizar una fórmula que rebaje la inversión que se exige al Concello en la intermodal, que ahora suma 15 millones

La reunión que mantendrán hoy en Madrid representantes del Concello, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y la Xunta para abordar el proyecto de la estación intermodal tendrá sobre la mesa la exigencia del Gobierno local de que el organismo estatal compense a las arcas municipales por la ocupación de casi 25.000 metros cuadrados de su propiedad en el lugar de Vío. Adif, dependiente del Ministerio de Fomento, aprovechó esos terrenos en 2007 para la ampliación del tendido férreo en la zona con motivo de la construcción del Eje Atlántico de Alta Velocidad, pero no abonó ninguna cantidad al Ayuntamiento por ellos ni acordó compensación alguna.

Frente a esta actuación, Adif reclama ahora al Concello cinco millones de euros por la parte de la estación del ferrocarril de San Cristóbal en la que se construirá la nueva terminal de autobuses, a lo que el Gobierno local se niega con el argumento de que ya tiene que hacer frente a una inversión de otros 15 millones por la construcción de un aparcamiento subterráneo, los accesos a la intermodal y la urbanización del entorno.

La inexistencia de un pacto entre ambas instituciones por los terrenos de Vío y la necesidad de que Adif compense al Concello por la ocupación de esos terrenos dejan la vía libre ahora al Ejecutivo municipal para que pueda utilizar esta opción para evitar el pago por el suelo donde se instalará la nueva estación de autobuses, aunque esa opción debe concretarse hoy en el encuentro que se desarrollará en Madrid. Si finalmente el Gobierno local se decanta por esta iniciativa para hacerse con los terrenos situados entre la terminal ferroviaria y la avenida de A Sardiñeira y Adif la acepta, la factura municipal de la intermodal se habrá reducido de forma sustancial.

El alcalde, Xulio Ferreiro, ha insistido en las últimas semanas en el esfuerzo financiero que se reclama al Concello en este proyecto en relación con el que hacen otras administraciones, cuando además los responsables municipales evitaron un notable gasto a Adif al acordar con la Xunta una nueva entrada para la estación de autobuses en la intermodal, ya que la propuesta inicialmente por la avenida do Ferrocarril obligaría a construir una pasarela sobre las vías para que circulasen por ella los buses.

La parcela de 25.000 metros cuadrados que el organismo ferroviario ocupó en Vío forma parte de otra cuya extensión inicial era de 72.342 metros y que pertenece al Ayuntamiento. Las obras de la red gallega de alta velocidad hacían necesaria la ampliación del espacio destinado a la instalación del tendido férreo en Vío, por lo que Adif utilizó parte de ese terreno en 2007, sin que se pactase un pago o una compensación entre ese organismo del Ministerio de Fomento y el Gobierno local.

La superficie municipal que quedó sin ocupar es la ubicación proyectada de la nueva estación del ferrocarril de mercancías, que sustituirá a la de San Diego cuando se consume el traslado de gran parte del tráfico portuario a punta Langosteira. Adif prevé construir allí una terminal con 8 vías y una longitud de 800 metros, que además estará situada a muy corta distancia del polígono de Pocomaco, que ya cuenta con acceso ferroviario, y del de Vío, en el que tan solo está instalada la empresa Caramelo.

Esta iniciativa requerirá también de un acuerdo entre el Concello y el organismo ferroviario, pese a que el plan general municipal ya establece el destino del suelo de Vío para albergar la nueva terminal de mercancías. El retraso en la construcción del puerto exterior afecta también a la liberación de los terrenos de San Diego en los que se halla ahora la estación de mercancías, pero Adif tendrá que afrontar a medio plazo la puesta en marcha del proyecto de Vío, por lo que precisará de un entendimiento con el Ayuntamiento que le permita acceder a esas parcelas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine