El alcalde acusa a la Xunta de discriminar a A Coruña en la financiación de la intermodal

Ferreiro demanda que la aportación municipal al proyecto sea "proporcional" y asegura que se le exige a la ciudad más que a otras de Galicia - La conselleira le reprocha que no reclame a Fomento

14.07.2016 | 09:53
Plano de la futura estación de autobuses.

La construcción de la nueva terminal de autobuses en la estación intermodal se ha convertido en un auténtico caballo de batalla entre la Consellería de Infraestruturas y el Concello, que mantienen serias diferencias sobre la inversión que debe efectuar cada administración. El alcalde, Xulio Ferreiro, acusó ayer a la Xunta de discriminar a la ciudad en este proyecto.

"El esfuerzo que se le pide al Concello de A Coruña es mayor que el que se le pide a cualquier otro de Galicia para tener su estación intermodal", manifestó el regidor, quien destacó además que la colaboración que ofrece el Gobierno local coruñés es "mucho mayor que la de algún otro Concello de tamaño semejante en Galicia", en una alusión a Vigo, que rechaza hacerse cargo del coste de los accesos a su intermodal.

Ferreiro reclamó tanto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como a la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que muestren un "mayor compromiso" con A Coruña y con la financiación de este proyecto, ya que consideró que por las "peculiaridades" del municipio "no es ni igual ni comparable con la intermodalidad en Santiago, Ourense o Vigo".

Tras el acuerdo alcanzado el martes en Madrid con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para que el Concello no pague 5 millones de euros por el suelo donde se construirá la estación de autobuses, Ferreiro manifestó ayer que el resultado del encuentro, en el que también participó la Consellería de Infraestruturas, es "insuficiente", puesto que la Xunta reclama al Concello que invierta 12 millones de euros, frente a los 10 que destina el Gobierno autonómico a esta iniciativa, de los que 8 procederán de fondos europeos y el resto serán propios.

Además de la construcción de los accesos desde las avenidas de Arteixo y A Sardiñeira y de la urbanización del entorno de la intermodal, el Concello asegura que se le exige ahora que contribuya a financiar parte de la estación de autobuses, que se trata de una competencia exclusiva de la administración gallega.

Al ser preguntado sobre la posible intención electoral de la Xunta con esta posición sobre la intermodal, Ferreiro manifestó que a su juicio sería una "mala estrategia" exigir al Concello coruñés cosas que no se le exigen a otros y relacionó su actuación con la falta de "cintura política" de la conselleira.

"Pedimos que el esfuerzo sea proporcional a la capacidad de cada uno", advirtió el alcalde, quien recordó que el Gobierno local solo está dispuesto a aportar 5,8 millones porque esta cantidad supone un "esfuerzo muy importante" para el Concello. Pese a todo, aseguró que está dispuesto a hacer un "pequeño esfuerzo más" para financiar las obras, pero sin llegar nunca a los 12 millones reclamados por la Xunta. Ferreiro no descartó actuar como "otros alcaldes que vociferan o arman broncas" en defensa de los intereses de la ciudad, aunque puso de relieve que ese no es su estilo.

El acuerdo alcanzado con Adif reconoce al Concello el derecho de vuelo sobre los terrenos de la estación de San Cristóbal en los que se levantará la nueva terminal de buses, que se valora en 1,5 millones de euros y que no se exigirán al Concello, que tampoco tendrá que pagar los 5 millones que se le exigían por ocupar ese suelo. Con este pacto, Adif asumirá además la gestión del aparcamiento que se construirá en el subsuelo, pero la financiación de esa obra no se abordó en la reunión, por lo que fuentes municipales aseguraron ayer que el Gobierno local mantiene su postura de que quien explote el parking debe ser quien costee su ejecución.

Reproches

Este asunto fue reprochado ayer por la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, al Concello, al que acusó de renunciar a que Adif financie el estacionamiento, reclamación que aseguró que la Xunta ha realizado siempre, por lo que expresó su "sorpresa" por la actitud del Gobierno local, al que echó en cara que solo dirija sus exigencias hacia la administración autonómica, a lo que añadió su extrañeza porque no se tenga en cuenta el valor de los terrenos de la actual estación de autobuses, que volverán a manos municipales.

Vázquez se atribuyó además el logro de la cesión gratuita de los terrenos de la estación porque según ella la Xunta siempre se lo exigió al Ministerio de Fomento y, frente a las acusaciones de discriminación de Ferreiro le invitó a que consulte con el alcalde de Santiago para que compruebe que lo que la Xunta ofrece a A Coruña es "igual o incluso mejor que el acuerdo cerrado en Santiago".

Ferreiro interpretó por su parte la postura de la Xunta como un intento de mantener la vigencia del convenio de 2009, que pretendía financiar toda la estación intermodal con el desarrollo de un amplio proyecto inmobiliario y comercial que finalmente se desechó. El alcalde recordó que las tres partes están de acuerdo en que aquel pacto "no sirve de referencia", pero consideró que Infraestruturas exige al Concello unas inversiones basadas en aquellas previsiones, por lo que sentenció: "No podemos tomar el convenio de 2009 para lo que nos interese".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine