Una trabajadora sufre quemaduras graves a causa de un incendio en la refinería

La mujer tiene heridas de tercer grado en la mitad del cuerpo - El fuego surgió durante las labores de mantenimiento y fue sofocado por la propia compañía

27.07.2016 | 01:35
Vista parcial de la refinería de petróleo de Repsol, con Meicende en primer plano.

Una mujer de 37 años permanece ingresada en la unidad de quemados del Hospital Universitario en estado grave a causa de las heridas sufridas en el accidente ocurrido en la madrugada de ayer en la refinería de Repsol, en la que trabajaba en labores de mantenimiento. El siniestro ocurrió a las 02.10 horas cuando se produjo un incendio en la planta de crudo 2 que afectó a la operaria, que sufre quemaduras de tercer grado -las de mayor gravedad- en la mitad de su cuerpo, especialmente en los brazos, la cara y la espalda.

Repsol informó que en cuanto se originó el accidente sus propios equipos de emergencia entraron en acción para sofocar las llamas, lo que consiguieron a las 02.45 horas. La compañía explicó mediante un comunicado su pesar por el suceso y deseó la pronta recuperación de la trabajadora herida, al tiempo que destacó que ya ha puesto en marcha una investigación interna para conocer las causas del siniestro.

El incendio ocurrido ayer en la refinería es el último de una serie de incidentes en estas instalaciones industriales en los últimos años, el más grave de los cuales fue el sucedido el 15 de abril de 2010. Ese día, una explosión causó heridas muy graves a dos trabajadores de una empresa subcontratada, uno de los cuales acabó falleciendo el 2 de mayo de ese año, mientras que su compañero logró sobrevivir pese a haber sufrido quemaduras en el 70% de su cuerpo.

El accidente ocurrió mientras ambos operarios soldaban en la unidad de coque del complejo y la deflagración causada al entrar en contacto una chispa con el gas generado por el carbón fue de tal violencia que deformó la estructura del recinto en el que se hallaban los trabajadores. La investigación realizada por Inspección de Trabajo atribuyó la responsabilidad de los hechos a Repsol al considerar que infringió de manera grave las normas de seguridad, aunque la Justicia archivó la denuncia presentada contra la compañía por el sindicato CIG.

Además de este siniestro, en abril de 2007 un trabajador resultó herido grave en la explosión de un horno de la refinería y en agosto de ese mismo año se declaró un incendio en el muelle petrolero tras una fuga en una de sus conducciones. En abril de 2012 un operario sufrió lesiones muy graves al caer por el tubo que reparaba y en octubre de ese año un incendio de grandes dimensiones generó una gran alarma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine