Carlinhos Brown Cantante, compositor y productor, abrirá mañana a las 22.30 horas las fiestas de A Coruña con un concierto en la plaza de María Pita

"Animaré al público con alegría y músicas que se bailen y puedan llenar el corazón"

"La música no es un producto cualquiera, hay que respetarla, y para que haya consistencia musical es necesario que haya credibilidad y, sobre todo, formación"

31.07.2016 | 02:39
El músico Carlinhos Brown.

Las melodías brasileñas de Carlinhos Brown inundarán la plaza de María Pita en una actuación que abrirá el telón de los festejos estivales de la ciudad. El pregón que la regatista coruñesa Sofía Toro ofrecerá a las 21.15 horas dará paso a un concierto de Brown a las 22.30 horas en el que interpretará temas de su último álbum Artefireaccua (Incinerando o Inferno) sin dejar de lado algunas de sus composiciones más reconocibles como Mariacaipirinha, Samba da Bahía o Magalenha.

-¿Qué supone para usted haber sido el artista elegido para abrir las fiestas de María Pita?

-María es un nombre muy familiar en mi corazón. Es un honor para mí, quiero mostrar lo que traigo de Brasil con la ilusión de que nosotros lo vamos a pasar bien y vamos a estar cercanos. Si hay algo que no cuesta nada en esta vida es la celebración. Como artista, no estaré solo en el escenario, y además estaré delante del público de A Coruña. Haremos este concierto todos juntos, y ya tengo ganas de llegar, porque es un sitio que me encanta y extraño.

-¿Cómo animará al público en su concierto?

-Con alegría y músicas que se bailen, que puedan llenar el corazón. Voy a aprovechar este momento para cantar dos temas que compuse en español, uno yo solo, y el otro con David Bisbal. Probé a cantarlos en Madrid y creo que ahora estoy más preparado para cantarlos en A Coruña. Estoy muy ilusionado.

-¿Introducirá alguna otra novedad dentro de su espectáculo por tratarse de la apertura de unas fiestas?

-Es importante que el público tenga curiosidad. Las sorpresas se verán de forma espontánea.

-Ha afirmado que la música ha ido perdiendo su credibilidad. ¿Algo o alguien a quien atribuir este desgaste?

-No se puede culpar a nadie. Yo creo que es el momento que atraviesa el mundo, con el comercio y el consumo irresponsable. La música no es un producto cualquiera, es un producto que se tiene que respetar, es un producto espiritual que une a personas. Para que haya consistencia musical es necesario que haya credibilidad y, sobre todo, que haya formación.

-¿Qué modelo de música reivindica usted?

-La música rítmica de siempre, con un eterno agradecimiento a los grandes de todos los tiempos, como pueden ser Tito Puente, de Puerto Rico; El Pescadilla, uno de los creadores de la rumba en España; o la música flamenca hecha por artistas como Camarón de la Isla. Es importante una música que haga que las personas bailen y vuelvan a casa relajadas, no destrozadas.

-¿Considera que internet ha perjudicado a la diversidad musical?

-Sí, y a la diversidad cultural del mundo. Es una herramienta muy buena para comunicar, pero es una novedad y es necesaria mucha disciplina para saber usarla. Hay mucha gente utilizando la música de una forma oportunista para su beneficio sin ningún compromiso o comportamiento que pueda ayudar a sacarnos de algunas situaciones. La música está para curar, no para alimentar la vanidad personal. El problema no es internet, sino las personas que lo utilizan.

-Ha afirmado que ahora busca en la pintura lo que antes buscaba en la música. ¿Qué le aporta esta disciplina?

-Mucha calma y dulzura. En la pintura no necesito máquinas. En la música de hoy se piensa mucho y en el arte no es bueno pensar, es bueno sentir.

-¿En el futuro, se plantea dedicar más tiempo a labores sociales?

-Quiero ayudar, preparar a los niños, volver a enseñar música para hacer un mundo mejor más que quedarme alimentando el consumismo irresponsable. En el futuro, me dedicaré a labores sociales con la música.

-Su labor social protagonizó el documental El milagro de Candeal, dirigido por Fernando Trueba.

-Fernando Trueba es un genio, una persona visionaria. Yo soy activista social en el barrio en el que vivo y Trueba propuso hacer una película. Descubrió que aquello era serio y, junto a otras personas como Bebo Valdés y la Cooperación Española, hicimos escuelas, guarderías, saneamientos, nuevas plazas...

-¿En qué punto está ahora ese proyecto?

-Se encuentra victorioso. Hace un par de meses que el ministro de Asuntos Exteriores, Margallo, estuvo en el barrio y fue testigo de que las cosas están muy bien. La mejor forma de agradecer la ayuda que recibimos de España es seguir la disciplina y mantener las cosas como están.

-En su último trabajo, Artefireaccua (Incinerando o Inferno), muestra su apoyo a la sociedad matriarcal. ¿Queda mucho por recorrer para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres?

-Creo que no, porque ya sabemos cómo somos. En la mujer está toda la fuerza de la naturaleza. El pensamiento de las mujeres es necesario en este momento y creo que muchas cosas pueden cambiar, y ese cambio pasa también por la atención a nuestras madres; sin las mujeres no venimos a este mundo.

-¿Participará en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro?

-El día 5 de agosto iré a Suiza, a la sede del Museo Olímpico, y no tengo nada más marcado. Participé en la clausura de los Juegos Paralímpicos de Londres, la clausura de la Copa de Mundo con Shakira y ahora lo que tengo de compromiso es esto.

-¿Tiene algún otro proyecto para los próximos meses?

-Quedarme feliz. Los proyectos son siempre modos de vida. Estoy muy contento por poder volver a España en invierno a hacer conciertos en teatros. En Brasil, en los últimos seis meses hasta después de Carnaval, trabajé en La Voz y La Voz Kids Brasil. Trabajo y labor hay, y mi proyecto es siempre hacer las cosas feliz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine