La aprobación unánime del pleno permite avanzar en la ampliación de Estrella Galicia

La Corporación da luz verde al cambio en el plan general que hace posible expandir la factoría a los terrenos del campo de A Grela 2 - PP y PSOE piden una nueva cancha además de la reforma de Eirís

02.08.2016 | 16:47
La aprobación unánime del pleno permite avanzar en la ampliación de Estrella Galicia

Luz verde...

  • Aprobación inicial de la modificación del plan general en el polígono A Grela-Bens, fábrica de armas y campo de fútbol de Eirís
  • Aprobación inicial al cambio del PGOM en el colegio Calvo Sotelo para que funcione como residencia universitaria pública
  • Aprobación definitiva del cambio en la ordenanza de tarifas por la prestación de servicios de los centros municipales de empleo

Los cuatro grupos municipales dieron su visto bueno, en el pleno celebrado ayer, a un cambio en el plan general que permite el crecimiento de las instalaciones de Estrella Galicia en A Grela. La aprobación es inicial, por lo que se abre un plazo para presentar alegaciones de dos meses antes del sí definitivo. Del mismo modo, hubo luz verde unánime para una segunda modificación, la que permitirá usar parte del colegio Calvo Sotelo como residencia universitaria. En la sesión extraordinaria se aprobaron también las tarifas que se cobrarán en el nuevo vivero empresarial del Papagayo con el voto en el contra del PP.

El edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, destacó que, además de favorecer la generación de empleo en la ciudad, la medida "da un empujón muy importante a los equipamientos deportivos" municipales, permite redistribuirlos de manera más equilibrada en el término municipal y evita la práctica deportiva en un entorno industrial. Según el convenio con la compañía cervecera, la empresa financiará la remodelación del campo de Eirís, a donde el Gobierno local pretende trasladar parte de la actividad de A Grela 2, afectada por la ampliación de la factoría, una vez que obtenga los terrenos por subasta pública. La reforma del PGOM incluye el cambio de calificación de los terrenos de las instalaciones deportivas de la fábrica de armas para que el Concello las compre a Defensa.

El PP y el PSOE, que votaron a favor, reclamaron que parte del dinero ingresado por la venta sea destinado a la creación de un nuevo campo de fútbol en otro lugar de la ciudad, para compensar una de las tres canchas de A Grela que se pierde en la operación. El anterior Ejecutivo, defendió el edil popular Martín Fernández Prado, apostaba por comprar a Defensa el parque de automóviles en el mismo polígono para instalar nuevos espacios de juego, al margen de la mejora de Eirís, que se costearía con fondos municipales [ahora lo asume Estrella Galicia]. Varela recordó que un informe de Medio Ambiente apostó por un entorno más favorable para la práctica deportiva y que el cambio a césped artificial de A Grela 1 permite un uso "más intensivo" del mismo". Parte del dinero de la enajenación, dijo, permitirá sumar 23.000 metros cuadrados de equipamiento deportivo en La Solana. Estimó que los campos de Visma estarán operativos en 2017.

Fernández Prado indicó que el primer convenio para poner en marcha la operación fue firmado por el Gobierno anterior, y consideró que el plan es "poco ambicioso" al limitarse a adecuar Eirís. "Pedimos que con este dinero se refuercen los equipamientos, que se hagan una instalación más", añadió la concejal socialista Yoya Neira, que urgió además al PP a hablar con "su compañero de filas Louzán [ex presidente de la Diputación pontevedresa y actual presidente de la federación]" para que "cumpla sus promesas con Visma".

La edil del BNG, Avia Veira, destacó que el cambio permitirá aumentar los puestos de trabajo industrial, "un tipo de empleo más escaso de lo que debería". Respecto a los pliegos de la subasta, demandó que sean "estrictos" en cuanto a la exigencia de que la actividad sea industrial, "para evitar la especulación". La edil insistió en que quedan pendientes otras modificaciones del plan general como San Amaro, parque ofimático y muelles.

Residencia universitaria

También por unanimidad salió adelante una segunda modificación del PGOM que trasforma los usos del colegio Calvo Sotelo para que se convierta en residencia universitaria, un plan reactivado tras el cambio en las elecciones de mayo de 2015 y con el que A Coruña dejará de ser, según expuso el edil de Rexeneración Urbana, la única ciudad gallega sin residencia pública.

El edil del PP, Martín Fernández Prado, presumió de que ya su Gobierno valoró Calvo Sotelo como ubicación de la residencia universitaria. Llegó a redactarse un borrador de convenio y el acuerdo se daba por hecho a finales de 2014. En marzo de 2015, el rector de la UDC, Xosé Luís Armesto, apreciaba un "parón" en el proyecto, lamentando que ni el alcalde, Carlos Negreira, ni el presidente de la Diputación, Diego Calvo, les ofreciesen explicaciones por ello. El plan se reactivó en septiembre del pasado año tras aparcarse la propuesta electoral de Marea Atlántica de convertir las instalaciones del hotel Atlántico en las dependencias estudiantiles. La concejal socialista Yoya Neira responsabilizó a la Xunta del PP de la paralización de la construcción de un edificio para tal uso en el campo en 2009 y la nacionalista Avia Veira aplaudió el camino de colaboración entre Diputación, UDC y Concello para poner en marcha un servicio "que era más que necesario".

Finalmente, el pleno aprobó -votos a favor de toda la Corporación menos del PP- las tasas del vivero de empresas del Papagayo. El Ejecutivo había retirado del pleno ordinario de julio las tarifas para poder alcanzar un acuerdo con el PSOE que no tenía, algo que ayer fue objetivo de reproches por parte de la oposición. El Gobierno ha incluido parte de las alegaciones negociadas con socialistas y BNG. El PP cree que el Ejecutivo ha reducido las instalaciones "a un mero alquiler de metros cuadrados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine