Si no lo leo no lo creo

Las esculturas instaladas en La Marina sirven para que los ciudadanos se cobijen bajo su sombra

09.08.2016 | 00:47

Nada más abrirse al público la explanada de La Marina, la primera crítica que surgió fue la referida a la falta de sombra, ya que los días de sol no hay ningún elemento bajo el que protegerse del calor. El Ayuntamiento anunció que instalaría toldos que aliviaran la estancia en este lugar, pero al no haber sido cedido el terreno aún a la administración municipal, este verano se repite el mismo problema y, encima, con numerosas jornadas de intenso calor. La gente ha aprovechado ahora las esculturas instaladas en La Marina para ponerse a la sombra que proyectan sobre la avenida y evitar así un golpe de calor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine