Tiempo para adaptarse a la Marina

18.08.2016 | 00:29
Vista general de la Marina.

"El paso del tiempo otorgará su verdadero valor" a la obra de la Marina. El augurio del presidente del Puerto, Enrique Losada, sobre la obra de transformación de O Parrote y la Marina lo comparten en su totalidad los hosteleros de la zona, pero vecinos y comerciantes de la Ciudad Vieja no pasan de confiar en que eso termine sucediendo por el bien del barrio.

"La gente acabará por venir y pasear por aquí", expone el presidente de la Asociación de Hosteleros de la Marina, Antón Sáez. Su homólogo en la entidad vecinal del casco histórico, Pedro Roque, confía en que "con el tiempo", la Marina "sea mejor de lo que está siendo". El máximo responsable de la agrupación de comerciantes del barrio, Adolfo López, se muestra más escéptico: "Habrá que ver cuánto tiempo hace falta".

El presidente de la Asociación de Hosteleros de la Marina manifiesta su acuerdo con el presidente del Puerto. "La gente tarda en adaptarse, pero no hay mejor lugar para estar y pasear sin ruido ni viento. El problema es que hay poca densidad de población, pero la gente acabará por venir y pasear por aquí", afirma Antón Sáez.

Los comerciantes del casco antiguo se suman a la demanda de aparcamientos que realizan los vecinos, ya que consideran que "no se puede llevar a cabo una actividad comercial porque no hay dónde aparcar", comenta Adolfo López. "La asociación es partidaria de que la gente pasee y camine, pero ahora nos sentimos aislados", señala el representante del sector. En relación a la predicción de Losada, Adolfo López señala que "el paso del tiempo es relativo; seguramente ganará algo de sentido, pero habría que ver cuánto tiempo hace falta".

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Ciudad Vieja destaca las dificultades de los residentes en el casco histórico para acceder a sus viviendas desde el cierre al tráfico de la Marina, a lo que añade las plazas de aparcamiento suprimidas tras la apertura del túnel. Explica que sería importante cambiar el hábito de los ciudadanos de ir al centro en coche. Hasta que eso ocurra, la Ciudad Vieja estará "aislada", en palabras del presidente de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja, Adolfo López, que cree que el barrio está siendo tratado como "el desván de la ciudad".

La asociación de vecinos denuncia que los residentes se enfrentan a dificultades para entrar y salir del barrio debido a que la circulación solo se permite por el túnel. Para corregir esta situación, su presidente demanda mejoras tanto en el servicio de transporte público como en la posibilidad de que se les permita circular a determinadas horas por la zona peatonal, por la que solo pueden transitar transporte público, servicios de emergencia y los residentes en la propia Marina. Además, transmite la preocupación de los vecinos por "la cantidad de coches que circulan por la Marina cuando no hay control policial", que consideran un problema de seguridad originado por conductores que desconocen o que "no quieren darse cuenta" de la prohibición. "Se necesita una solución rápida y eficiente", indica Roque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine